Guía de Transformaciones Estéticas
misceláneas

Síntomas de una vagina que pide ayuda

Hoy queremos mostrarte ciertos síntomas de una vagina con problemas.

Hay algunos indicios que nos dicen si es necesario hacer una consulta con un médico especialista. Veamos.


1. Olor de pescado


Ante todo tenemos que tener claro qué es el pH vaginal: El pH (potencial de Hidrógeno) de la piel vulvo-vaginal de las mujeres varía a lo largo de su vida. Durante la época fértil se sitúa entre 4,5 y 5; antes de la menarquia es prácticamente neutro (alrededor de 7), valor que vuelve a alcanzar en la menopausia. También durante la menstruación sube ligeramente (6,8 a 7,2), resultando más ácido en el embarazo (4 a 4,5).

Si tenés un flujo con la apariencia de un queso cottage y tienes una consistencia amarilla o blanquecina, podés tener una infección causada por levaduras

Bien, ahora podemos continuar con nuestra explicación.Una vagina saludable tiene su propio olor, pero si es penetrante e invasor como el olor a pescado, puede ser una señal de una vaginosis bacteriana, causada por una sobreproducción de bacterias y un pH vaginal desbalanceado.La vaginosis es un problema muy común y de fácil tratamiento así que acude con tu ginecólogo.




2. Picazón o flujo irregular


El dolor durante las relaciones sexuales puede deberse a un problema psicológico, pero en casos muy raros también puede deberse a un himen sin perforar

Si tenés un flujo con la apariencia de un queso cottage y tienes una consistencia amarilla o blanquecina, podés tener una infección causada por levaduras. Este tipo de infección es causada por hongos y para curarla necesitas tomar antibióticos, evitar la ropa ajustada y las dietas ricas en azúcares.




3. Irritación o sequedad vaginal


La sequedad e irritación vaginal pueden ser señales de una vagina poco saludable, especialmente durante la menopausia. La menopausia puede crear estos síntomas, dentro y fuera de tu vagina que puede incluir descamación de la piel relacionada con la piel madura.




4. Ardor cuando orinas


Esta puede ser una señal de una infección urinaria y es causada, generalmente, por tener sexo. Se trata con antibióticos.




5. Sangrado irregular


Sangrar cuando no estás en indispuesta puede ser señal de un desajuste hormonal, causado por el uso de anticonceptivos o estrés. También puede ser una señal de que estás embarazada. Sangrar después de tener sexo puede ser una señal de cáncer de cuello uterino así que nada mejor que acudir con el




6. Ampollas dolorosas


Esta suele ser una señal de herpes, así que ve de inmediato con el ginecólogo para que trate el problema.




7. Imposibilidad de usar tampones


El dolor durante las relaciones sexuales puede deberse a un problema psicológico, pero en casos muy raros también puede deberse a un himen sin perforar. Este problema debe ser detectado con un ginecólogo y se soluciona con una cirugía.