» misceláneas
Cada tanto los medios de comunicación publican noticias sobre médicos acusados de homicidio por ejercer la anestesiología sin ser especialistas. Guía de Transformaciones Estéticas conversó con el Dr. David Marcelo Bareiro, médico anestesiólogo de Centros B&S sobre los requisitos que debe cumplir el especialista.
 

Cuando entregamos nuestro cuerpo o el de nuestros familiares a una operación debemos tener plena confianza en los especialistas que van a trabajar en él: desde el cirujano hasta el último instrumentador. Y por supuesto el anestesiólogo.

Para que una intervención quirúrgica sea exitosa se requiere, entre otras cosas, un equipo quirúrgico formado por lo menos por dos cirujanos. Si es más importante puede haber más. Participan, además el médico anestesiólogo y un cardiólogo. Completan el equipo las enfermeras, el cabo –que es el jefe de asistentes del quirófano- y la instrumentadora, que se encarga de ordenar la mesa y entregar al cirujano los instrumentos, si la intervención es más compleja puede haber más.

“Las entidades que otorgan habilitaciones para el ejercicio de la anestesiología son Salud Pública, la Federación Argentina de Asociaciones de Anestesiología y la UBA”.

Ahora bien, ¿qué pasa cuando quien ejerce las funciones de anestesiólogo no lo es? ¿qué hace falta para ejercer la anestesiología, cualquier médico puede ejercerla?

Sobre estos temas y otros más Guía de Transformaciones Estéticas conversó con el Dr. David Marcelo Bareiro, médico anestesiólogo de Centros B&S, miembro de la  Asociación Argentina de Anestesiología y de la Sociedad Argentina De Terapia Intensiva.
Aquí sus opiniones.

GDETE: ¿Cómo se forma un médico especializado en anestesiología?

DB: Primero es necesario realizar la carrera de Medicina. Luego, hay que ingresar al sistema de residencias médicas que  dura cuatro años. Por lo general, la oferta de cupos de los hospitales es mucho más reducida que la demanda. Por ejemplo, cuando yo hice la residencia en el Hospital Durand había veinte vacantes para toda la ciudad de Buenos Aires y éramos ciento cincuenta postulantes. Una vez finalizada la Residencia Hospitalaria, se realizan los trámites en Salud Pública -dependiente del Ministerio de Salud de la Nación- y después la Federación Argentina de Asociaciones de Anestesia, Analgesia y Reanimación  aprueba la especialidad de ese médico.

Hay un convenio entre la Facultad de Medicina de la UBA y la Asociación Argentina de Anestesiología por el que la Asociación brinda el lugar físico para la realización de los cursos y el dictado de clases; en este caso la UBA toma un examen final una vez finalizado ese curso.

Existe la Federación Argentina de Anestesiología que nuclea a todos los especialistas en la materia. Esta Federación,  a su vez, congrega a todas las asociaciones  provinciales. Por eso es posible consultar con la  Asociación de Buenos Aires si determinado médico está asociado o no. Y así en las respectivas provincias. Si ese médico no es especialista en Anestesiología difícilmente vaya a estar asociado a estos organismos. Es bueno que la población sepa esto. Además, Salud Pública lleva un registro de los especialistas en cada rama de la Medicina.

“El cirujano se tiene que hacer responsable porque la intervención resulte exitosa y no puede permitir que alguien que no esté en condiciones intervenga.”

En definitiva, las entidades que otorgan las habilitaciones para el ejercicio de la anestesiología son Salud Pública, la Federación Argentina de Asociaciones de Anestesiología y la UBA.

GDETE Antes de que un médico, en este caso médico anestesiólogo, comience a trabajar en una intervención ¿se le realiza algún chequeo para determinar si está en condiciones físicas o psíquicas, si ha ingerido alcohol o algún tipo de ansiolíticos?

DB No existe ninguna disposición en ningún sanatorio u hospital que exija algún control previo al cirujano, o al anestesiólogo o a algún auxiliar. Pero, obviamente, si en el momento de una intervención se hace evidente que alguien ha ingerido alcohol o algún tipo de droga, no se lo deja ingresar al quirófano. En una operación, el jefe de equipo, que es el cirujano, se tiene que hacer responsable de que la intervención resulte exitosa y no puede permitir que alguien que no esté en condiciones físicas o psíquicas intervenga.

GDETE Hablemos de los tipos de anestesia y sus riesgos.

DB Hay tres tipos de anestesia: la general, la regional y la local. La local es la que se aplica solo en la zona del cuerpo específico donde se va a trabajar. Es la que menos  compromete la hemodinamia del paciente, es decir: afecta menos los sistemas respiratorios y cardiovasculares. La anestesia  regional puede ser, por ejemplo, peridural en el caso de una cesárea; o también anestesia de nervios: para una cirugía de hombros se hace solo un pinchazo en el cuello y durante toda la intervención el paciente está despierto sin ningún problema, incluso habla con el personal de quirófano. Y por último, la anestesia general donde se usan drogas más fuertes. Los anestésicos generales, al tiempo que calman el dolor, deprimen la respiración, por eso para este tipo de anestesia hace falta asistencia respiratoria. Por lo general va con intubación, es decir se coloca un pequeño tubo en la tráquea. En Centros B&S, para Cirugía Plástica y Cosmética, empleamos anestesia local tumescente y un sedante sublingual. Este método es de avanzada, el paciente permanece despierto, tranquilo, sin necesidad de ningún otro calmante. Aplicada adecuadamente la anestesia local tiene mínimos riesgos de complicaciones, mínimos riesgos de alergia.

Según estadísticas australianas y británicas confiables, el riesgo de muerte en una cirugía con anestesia general, para todo tipo de cirugía, en el año 1950 era de cuatro a cinco casos cada 10000 pacientes. En el año 2000 se redujo a un caso cada 10000. En las cirugías ambulatorias: cirugía general, ginecológica, etc. (cirugías ambulatorias son aquellas que a las cuatro horas, aproximadamente, el paciente puede retornar a su casa), en la actualidad muere un paciente cada 200000. En el caso de la Cirugía Estética, en que se usan anestésicos locales con algún sedante del tipo de la benzodiacepinas, el riesgo es ínfimo. No hay estadísticas confiables, pero se calcula que el riesgo de es de un cada 400000 para pacientes sanos.

GDETE ¿Qué es la Medicina del Dolor?

DB La Medicina Del Dolor es la ciencia que se ocupa de aliviar el dolor del paciente en todas sus formas, sea agudo o crónico, sea oncológico o no.  Además de las medicaciones analgésicas, existe algo que se llama bloqueos regionales: con una aguja se hacen punciones en el raquis o los nervios periféricos para poder anestesiar y dormir determinadas áreas del cuerpo. Da muy buenos resultados, especialmente en casos de oncología. Estas intervenciones pueden ser a nivel de plexos nerviosos, de ganglios nerviosos, etc., todos con excelentes resultados si están adecuadamente indicados. Los médicos hacemos un juramento hipocrático que dice que tenemos que ayudar a curar a nuestros pacientes y salvar vidas, pero también al buen morir o a morir con dignidad; me refiero en este caso a los pacientes con enfermedades terminales. El paciente con este tipo de enfermedad no tiene por qué sufrir hasta morir. En enfermedades degenerativas, o traumáticas o ciertos postoperatorios o cuando hay lesiones nerviosas, también se acude a especialistas en dolor.

Envíanos tus consultas / comentarios:

nombre y apellido*

e-mail *
consulta*
los campos marcados con * son necesarios