» protagonistas
Monique Rozanès , artista, galardonada con el Gran Premio de Escultura de la Bienal de Alejandría y el Primer Premio del Salón Nacional, vive entre Francia y Argentina. Aquí, en Centros B&S se sometió a un minilifting. De esa intervención, de arte y de belleza habla en esta nota.

Monique Rozanès nació en Bordeaux, Francia. Pero vive cuatro meses allá y ocho en Argentina. Es que ama Buenos Aires. Y lo ama por su esposo Leopoldo Torres Agüero, otro reconocidísimo artista ya fallecido. De hecho, ella dirige la fundación Torres Agüero-Rozanés.
Estudió en la Ecole Nationale Supérieure des Arts Décoratifs de París y desde 1956 realizó numerosas muestras individuales, entre ellas, en los museos de Chartres (Francia), de la Chaux de Fonds (Suiza), Saint-Léger (Soissons-Francia), de la Rioja (Argentina) y en las galerías P. Fachetti (Paris y Zúrich), Art Shop (Bále - Suiza), Rubbers, Praxis, Van Eyck y Kramer (Buenos Aires), Arlette Gimaray (París), Sluis (Holanda), Lelia Mordoch (Paris) o Altera (Argentina, Pinamar).

Su lista de reconocimientos incluye el Gran Premio de Escultura en la Bienal Internacional de Alejandría (Egipto) y el Primer Premio Salón Nacional.
Y sigue creando. Tiene un taller en su granja en los suburbios de París. Allí hace esculturas. Además tiene una casa en Cariló, donde también pinta.
La artista conoció a los doctores de Centros B&S hace cerca de una década a través del mundo del arte. Ellos remodelaron su nariz tras un accidente y le realizó recientemente un minilifting y aplicaciones de Botox en el rostro.

“Estoy muy contenta –dice Rozanès-,  lo importante es que no cambió mi cara, no tengo una de esas caras estiradas, inexpresivas y duras”.

-¿Por qué sentiste la necesidad de mejorar tu cara?
-Viajo mucho, muchas horas de avión, hago exposiciones, llevo obra de un lado para otro. Y eso cansa mucho, se nota en la cara. Ahora me veo y me siento mejor. Además soy muy coqueta, me gusta verme bien, estar bien vestida. Estoy atenta a lo estético. Eso se ve también en mi obra.

-Hablando de estética, ¿qué es para vos la belleza?
-La belleza tiene que ver con el alma, y eso se refleja en la mirada… eso es la belleza.

-El minilifting que te hiciste, ¿en qué incidió en vos como persona?
-Creo que en nada. Para mí fue como ir a la peluquería a cortarme el pelo. Fue algo normal. Podría decir que es como el mantenimiento de un coche, al que hay que ponerle aceite, agua. Eso pasa con la cara, hay que mantenerla.

-¿Cómo te sentís con tu cuerpo?
-No soy muy flaca, pero no me importa. Trato de hacer gimnasia, aunque no me gusta. Me siento bien en mi piel. Porque hago lo que me gusta, cuando uno hace lo que le gusta anda bien, se siente bien con uno mismo. Esculpo, que es lo que me gusta, cuando hago eso me olvido de todo.

-¿Cómo cuidás tu cuerpo?
-Cuando estoy en Buenos Aires me hacen masajes tres veces por semana. No me expongo demasiado al sol. Voy a un gimnasio dos o tres veces a la semana. No fumo, no tomo alcohol. Trato de comer alimentos sanos (verdura, ensaladas, pescado, carne a la plancha), nada de frituras ni cremas. Comida sencilla y saludable.

-¿Qué pensás de la Cirugía Plástica?
-Creo que es fantástica, especialmente los nuevos procedimientos livianos en los que el médico casi no te toca, mínimamente agresivos, rápidos, que no son traumáticos.

 

Envíanos tus consultas / comentarios:

nombre y apellido*

e-mail *
consulta*
los campos marcados con * son necesarios