» ellos también
La aparición de técnicas de Cirugía Estética cada vez menos agresivas, el uso de anestesia local, post operatorios cortos, facilidades de pago y la continua incorporación de nuevas tecnologías son algunas de las razones por las que los hombres también recurren a tratamientos estéticos cuando el gimnasio no alcanza. De acuerdo con expertos de Centros B&S, ésta es la técnica de avanzada para decirle adiós al salvavidas abdominal.
 

Basta verlos pasar. Parece que aquello de que los hombres se paseaban por la playa con sus rollos al sol porque "el hombre es como el oso, cuanto más feo más hermoso", ya fue. Las mujeres nos cuidamos, nos gusta tener un cuerpo armónico. Y lo mismo queremos para  él. Y lo más importante: lo mismo quieren la mayoría de ellos.
Porque cuidarse, hacer gimnasia o dieta no significa ser menos hombre. Todo lo contrario.
Según datos confiables, manejados por expertos de Centros B&S, en los últimos dos años la demanda de tratamientos estéticos en hombres aumentó un 30 por ciento.
Es que la aparición de técnicas de cirugía estética cada vez menos agresivas, el uso de anestesia local en procedimientos quirúrgicos, post operatorios cortos, facilidades de pago y la continua  incorporación de nuevas tecnologías y hasta mandatos sociales son razones que a ellos los inducen a pensar "…y por qué no…". Es más cuentan con el apoyo y la contención de su pareja y amigos. 

Un estilo Brad Pitt 

No es un chiste. Pero, ante todo, pongamos las cosas en su lugar. Primero: esa panza chata y dura como el acero de Brad Pitt es producto de mucho trabajo en el gimnasio, seguramente no la tiene así por obra y gracia de la naturaleza. Segundo: es necesario controlarse con el pan, las pastas y la pizza, ya nadie lo pone en duda.
Pero la Cirugía Estética también puede ayudar. Veamos. 

La Laserlipolisis


La Laserlipolisis es una técnica de última generación, más avanzada que la liposucción o la lipoaspiración porque trabaja con el rayo láser Neodinium Yag que derrite selectivamente la grasa sin dañar otros tejidos.
La intervención es así: el cirujano delimita la zona a tratar con un lápiz especial y traza las líneas a lo largo de las cuales inyectará un anestésico local.
Se utiliza una anestesia local tumescente -lidocaína- que se diluye en grandes volúmenes de suero estéril. Esta técnica ayuda a que la intervención sea menos riesgosa y la recuperación, más rápida.

Luego se introduce la fibra óptica que conduce el láser, con una longitud de onda selectiva para el tejido graso, y se va controlando el curso de la misma a través una luz guía que ilumina la piel. Así el cirujano puede empezar a modelar la zona.
Parte del aceite que liberan las células grasas al romperse es metabolizado por los sistemas naturales del organismo y otra, es absorbida en el momento.

Según datos confiables, en los últimos dos años la demanda de tratamientos estéticos en hombres aumentó un 30 por ciento.

Una de las ventajas de este sistema es que sus resultados son permanentes. Porque la Laserlipólisis Ò no sólo destruye la grasa sino también los "envases" (células) donde ésta se acumula. Como el organismo no puede producir nuevas células adiposas, las áreas tratadas no se pueden re expandir. Si el paciente vuelve a engordar después del procedimiento, la grasa se distribuirá en otras zonas.

Evidentemente, indican los especialistas de Clínica B&S, es mucho menos agresiva e invasiva que una lipoaspiración común, además de tener una recuperación más rápida y sencilla.

Y después

Como es una intervención ambulatoria, horas después se suele volver a casa.
Como está prohibido conducir, es importante que alguien acompañe al paciente el día de la operación.
Es posible bañarse al día siguiente de la cirugía sólo con ducha, y no baño de inmersión. Lavar las heridas cuidadosamente con jabón, colocando alcohol o Pervinox sobre ellas. Esperar diez días para darse un baño de inmersión.

Tomar mucho líquido: entre uno y dos litros por día. Evitar comidas constipantes.
Después de los dos primeros días, tomar analgésico sólo si le duelen las zonas tratadas.
De los orificios por donde ingresó el láser drenará abundante cantidad de un líquido que está compuesto por la solución anestésica, grasa líquida destruida por el láser y algunas gotas de sangre. Esto suele ocurrir durante las primeras veinticuatro horas al menos. Es normal. Los apósitos se cambian sólo cuando estos pierdan su capacidad de absorción.

Indican los especialistas, que la Laserlipolisis es menos agresiva e invasiva que una lipoaspiración común, además de proponer una recuperación más rápida y sencilla.

Hay que usar una compresión elástica o faja de día y de noche durante los primeros quince días. Está contraindicado el reposo absoluto. Conviene descansar las primeras doce horas, pero a partir de ese momento hay que caminar y moverse lo más que pueda para evitar algún tipo de complicación.

A partir de los quince o veinte días es posible retomar los ejercicios físicos, comenzando por las zonas sobre las que no se ha trabajado. No hay límites, en general, para las caminatas.

Al sexto día, aproximadamente, de la intervención es muy posible sentir que la piel se endurece, palpará nódulos o durezas debajo de la piel. Esto es normal y cede solo al cabo de dos meses. También se puede sentir comezón o sensación de pinchazos en las zonas tratadas. Todo esto es normal, forma parte del proceso.

Los moretones pueden persistir durante seis semanas.
Conviene darse masajes profundos en las áreas afectadas, tan pronto como pueda tolerarlos.  

Y después: a pasearse por la playa a lo Brad Pitt.

Envíanos tus consultas / comentarios:

nombre y apellido*

e-mail *
consulta*
los campos marcados con * son necesarios