» medicina estética
Te presentamos una batería de propuestas para combatir causas y efectos de la celulitis: pulidos, drenajes, ultrasonidos, electroestimulación e incluso métodos con algas marinas. Hay entonces propuestas para relajarse y otras de armas tomar. Con el asesoramiento del especialista, la opción está en tus manos.
 

Mal de muchos, consuelo de tontos…. Pero vale recordar que esos pocitos, a veces cráteres, afectan a la mayoría de las mujeres. Que por lo general, la celulitis aparece durante la pubertad. Que no debe confundirse con exceso de peso ni obesidad. Las flacas no están libres de este “karma” riesgoso para la salud, además de antiestético.
La celulitis es una enfermedad. Se produce por una alteración de las células, que aumentan su volumen impidiendo una correcta circulación sanguínea. Tiene que ver con la acumulación de sustancias en un espacio poco flexible del cuerpo, que tiene como techo la piel, como piso los músculos y como paredes los tabiques fibrosos. Se produce la deformidad provocada por el engrosamiento de la capa de grasa que, al no poder distribuirse, altera la apariencia estética de la superficie de la piel: así, aparece la maldita “piel de naranja”.

De tratamientos

Como con cualquier enfermedad, un correcto tratamiento anticelulítico debe apuntar a corregir las causas, además de contrarrestar sus efectos. El médico, luego de un diagnóstico minucioso, determinará los tratamientos más adecuados para la eliminación de toxinas, entre los que probablemente estarán dieta y ejercicios.
Demos un vistazo a los posibles tratamientos paralelos:

Limpieza y pulido. Se aplica para dejar la piel limpia y permeable, eliminando impurezas y células muertas.

Drenaje linfático manual. Es un tratamiento kinésico que consiste en efectuar movimientos suaves de bombeo en las grandes cadenas de ganglios para arrastrar las toxinas y el líquido excedente a través de un filtrado renal que hace que el paciente orine más. Otro beneficio de este tratamiento es su carácter sedativo. La dermatología lo emplea para tratar el acné y lograr rejuvenecimiento facial.

Ultrasonido (US). La celulitis es una afección progresiva. La aplicación de US en sesiones de quince minutos, dos o tres veces por semana, ayuda a desinflamar la zona y reducir la cantidad de toxinas que se reabsorben por vía linfática. Esas toxinas se eliminan paulatinamente con la orina. La vibración de las ondas ultrasónicas puede disolver las grasas localizadas y la energía térmica puede convertirlas en partículas más pequeñas, que luego se eliminan a través del sistema linfático y el torrente sanguíneo.

Electroestimulación. Se utiliza corriente eléctrica para provocar una contracción muscular pasiva a través de un electroestimulador. Aplicada a la estética corporal, mejora la circulación sanguínea y linfática así como la tonificación muscular.

Un buen tratamiento debe corregir causas, además de contrarrestar los efectos.

Presoterapia. Se usan botas que realizan el drenaje linfático fuerte, remueven el exceso de líquido y mejoran el retorno venoso y linfático. Es una técnica no invasiva y puede aplicarse a cualquier edad. Ofrece un intenso estímulo circulatorio sanguíneo y linfático. Se sugieren de seis a diez sesiones, de acuerdo a cada caso en particular. Y se recomienda un mantenimiento cada seis meses.
Muchas veces se aconsejan técnicas combinadas con mesoterapia y carboxiterapia.
Por otra parte los tratamientos con algas marinas y la fangoterapia mejoran el aspecto de la piel dejándola más luminosa y con más tonicidad. Sigamos con reconociendo aliados.

Algas marinas. Casi no  poseen contraindicaciones: bajo vigilancia de especialistas, pueden ser usadas en cualquier tipo de piel, aún las más sensibles y enrojecidas. Las algas son ricas en minerales y vitaminas, magnesio, sodio, potasio, calcio y zinc. Poseen además un efecto refrescante, antinflamatorio y descongestivo. Mezcladas con soluciones adecuadas son un excelente medio para lograr sorprendentes resultados en cuanto a su efecto tensor como también antiflacidez.

fangoterapia . Es recomendable en pieles con problemas de flacidez, ya que a través de los minerales contenidos en el barro, logra un efecto tensor e hidratante y, además, suavidad en la piel. No sólo es un tratamiento reductor sino que también es un hidratante y revitalizador.
Como ves, son tan variados los procedimientos anti celulitis que ya no hay razón para padecerla.
Prepará el pañuelito blanco y, antes del verano, hacelo flamear mientras decís: Piel de naranja, adiós. Chau a las depresiones, y sin tristeza.

Envíanos tus consultas / comentarios:

nombre y apellido*

e-mail *
consulta*
los campos marcados con * son necesarios