» estética dental
Por qué se manchan los dientes. En qué consiste el blanqueamiento. ¿Es cierto que los debilita? Cuánto dura su efecto. Por qué no se puede predecir exactamente el tono final que dejará el tratamiento. Pasen y lean.
 

Uno de los factores que pueden inhibirnos para reírnos con libertad o en el contacto social es el color de los dientes.
Hay más de una razón para que los dientes no luzcan radiantes como el vestido de una novia clásica, se manchen o se “amarronen”. Por un lado, está la cuestión genética: algunas personas los tienen más oscuros que otros “de fábrica”. Y eso no se puede modificar: el color natural no puede cambiarse mediante técnicas de blanqueamiento.
Por el otro, costumbres dañinas que pueden modificar ese color natural. El consumo de cigarrillo y diversos tabacos produce manchas amarillas, marrones o negras en los cuellos o los bordes de los dientes. Bebidas como el vino tinto, té, café o gaseosas cola también provocan pigmentaciones oscuras, al igual que las salsas de tomate y las verduras de color verde intenso.
Entonces, quienes suelen requerir tratamiento de blanqueo de dientes son adultos con dientes naturales manchados o pigmentados. Veamos de qué se trata.

Gracias peróxido

El blanqueamiento es un tratamiento que forma parte de una rama joven de la Odontología,  la Estética Dental. Su objetivo es devolver a los dientes su color y su brillo cuando existen manchas o pigmentaciones.

Se realiza en el consultorio del profesional. Se emplea un agente químico en gel (peróxido de hidrógeno) que se coloca sobre la superficie de los dientes y se activa con una potente luz que acelera el procedimiento. A medida que el peróxido de hidrógeno (H2O2) es degradado, entra oxígeno en el esmalte  blanqueando las superficies pigmentadas. La estructura del diente no cambia, solo se hace más claro en la superficie al eliminar los pigmentos.

Su objetivo es devolver a los dientes su color y su brillo cuando existen manchas o pigmentaciones.

Es un tratamiento que dura alrededor de una hora, dividido en tres etapas continuas de veinte minutos cada una. Pero conviene pensar en un tiempo estimado de unos 75 minutos, entre la preparación previa y el final.

Muchos estudios han dado cuenta de la inocuidad del blanqueamiento, en ningún caso los diente pueden volverse frágiles o susceptibles de caries.

Casos especiales

Como decíamos, pueden recurrir al tratamiento de blanqueamiento dental las personas adultas con dientes naturales. Aún así, veremos ciertos casos especiales:

  • Restauraciones: las restauraciones de composite  -es decir, los arreglos que se hacen en el consultorio para restaurar alguna caries, donde se coloca una pasta que es del color del diente y se endurece mediante el uso de una luz azul, luz halógena- no modifican su color con este sistema. Debe realizarse, primero, el blanqueamiento dental. Una vez finalizado el blanqueamiento, los dientes deben ser rehidratados completamente por un período de cinco días, lapso en el que las estructuras se normalizan y toman el color y el brillo definitivo. El color de las restauraciones puede ser evaluado después de éste período. Si las restauraciones son más claras o más oscuras, deben ser reemplazadas para un resultado estético satisfactorio.
    El color logrado puede mantenerse entre uno y cinco años, según el consumo del paciente de productos que manchan los dientes.
  • Coronas: El blanqueamiento no modifica las coronas ni las carillas de cerámica. En el caso de que exista mucha diferencia de color con las coronas, una vez terminado el tratamiento, estas deberían ser modificadas para mejorar la apariencia estética.

Sin pronóstico

¿Cuánto dura el resultado del blanqueamiento?  Es la pregunta del millón. El color logrado puede mantenerse entre uno y cinco años, según el consumo del paciente de  productos que manchan los dientes. A mayor ingesta de productos con pigmentos, menor duración del resultado.

Por otra parte, los resultados obtenidos variarán en cada paciente y no pueden ser pronosticados. En general, no es posible anticipar exactamente el color que quedará en el diente después del tratamiento, porque el cambio de color depende de varios factores: las características propias del esmalte dentario, el origen de los pigmentos, los hábitos de alimentación y el color original del diente, entre otros. Aún así, en todos los casos hay mejorías estéticas en el brillo y el color de los dientes naturales.

Es posible estimar, de acuerdo a la experiencia previa, una mejora en el color de hasta diez tonos, pero no se puede garantizar el tono final.

¿Nos blanqueamos?
Envíanos tus consultas / comentarios:

nombre y apellido*

e-mail *
consulta*
los campos marcados con * son necesarios