» cirugías
Desde la constipación hasta problemas genéticos, desde los partos hasta el paso de los años, pueden provocar alteraciones estéticas y funcionales en la vagina, incómodas, dolorosas e incluso traumáticas. El silencio y la desinformación son sus grandes aliados. Enterate cuáles son las más comunes y cómo se corrigen.
 
Lo sufren muchas. Y en general, en silencio. Por vergüenza pero, sobre todo, porque están desinformadas.

Estadísticas confiables señalan que más de treinta millones de mujeres, sólo en Estados Unidos, padecen síntomas de relajación vaginal después de uno o más partos o a raíz del paso de los años y los cambios en el cuerpo. Y ésas, agrega el Dr.Guillermo Blugerman, director de Centros B&S no son las únicas causas de alteraciones  en los genitales, que incomodan en la vida diaria y llegan a dificultar la vida sexual de las parejas.
Esta cirugía permite intensificar el goce sexual de la pareja al aumentar el contacto entre la mucosa vaginal y el miembro masculino. También incide en la confianza y la autoestima de la mujer pues se siente más segura de su cuerpo.

El doctor Jean Pierre Fournier de Francia trata este tipo de problemas hace dos décadas. Sin embargo, fue el Dr. David Matlock en Los Ángeles, quien más difundió este tipo de cirugías. Los doctores Guillermo Blugerman y Diego Schavelzon ya introdujeron al país las técnicas para eliminar estos trastornos. 

Las consultas frecuentes y sus causas

La mayoría de las consultas, comenta el Dr. Blugerman, se realizan por el agrandamiento de los labios vaginales menores, que traen incomodidad y dolor ante el roce de la ropa y, por supuesto, durante el acto sexual. Pero las pacientes también acuden en busca de una solución para el exceso de grasa en el pubis o ante la pérdida de vello en el Monte de Venus.
Para cada uno de estos trastornos hay soluciones específicas que, como siempre, requieren de asesoramiento e intervención de profesionales e instituciones avalados, confiables.
Más de treinta millones de estadounidenses padecen síntomas de relajación vaginal tras partos o a raíz del paso de los años.

Además de partos y envejecimiento, estas alteraciones pueden ser producidas por diversas causas: genéticas y congénitas, trastornos hormonales, variaciones en el peso, ingesta de anabólicos –que provocan masculinización de rasgos, engrosamiento de la voz, del pelo, aumento del tamaño del clítoris y de los labios mayores y menores–, y constipación crónica –porque aumenta la presión intraabdominal–.

Las soluciones de la Cirugía Plástica

Hay diversos tipos de intervenciones para tratar estos problemas. Todos los procedimientos se realizan con anestesia local y en forma ambulatoria. Que requieren un reposo relativo en casa, abstinencia sexual entre quince y cuarenta cinco días –según la intervención realizada– y olvidarse del gimnasio por dos semanas.
En el caso de labios vaginales demasiado voluminosos, es posible aplicar Laserlipolisis. Cuando aparecen fláccidos y marchitos, se recurre a grasa aspirada de otra zona del cuerpo o pueden aplicarse sustancias sintéticas mediante una intervención que dura alrededor de media hora. El cuerpo necesita una semana para recuperarse. Hay que dejar pasar diez días para retomar la vida sexual y dos semanas para la actividad física.

¿Qué se puede hacer para reducir un Monte de Venus voluminoso? A veces el exceso de grasa localizada en el pubis,  interfiere en la apariencia estética de la vagina. Esto podría provocar incluso complejos psicológicos. Sin embargo, el problema se corrige también mediante Laserlipólisis. Es una operación que dura entre quince minutos y media hora y que se realiza con anestesia local.
Los tratamientos se realizan con anestesia local y de forma ambulatoria.


Para el agrandamiento o relajación vaginal, la corrección consiste en retirar mucosa y la sutura específica de los músculos que la rodean. Con anestesia local, la intervención dura entre media y una hora. Es posible retomar las tareas habituales a las cuarenta y ocho horas. Están contraindicados los ejercicios físicos durante quince días y no se puede retomar la actividad sexual hasta cuarenta y cinco días después.
Envíanos tus consultas / comentarios:

nombre y apellido*

e-mail *
consulta*
los campos marcados con * son necesarios