» medicina estética
Su caída es uno de los signos más tempranos del paso de la edad. Las inyecciones de Toxina Botulínica inmovilizan los músculos que las tiran hacia abajo.
Cómo es el tratamiento, según expertos de Centros B&S.
 
Las cejas cumplen diversas funciones, físicas, estéticas, de comunicación. Forman una barrera que evita que la transpiración llegue a los ojos, actúan de filtro ante cuerpos extraños, amortiguan los golpes sobre las estructuras óseas del reborde orbitario (alrededor de los ojos) y denotan los cambios de expresión en la mirada, lo estados de ánimo (asombro, enojo).
Se corrige la mirada cansada o triste y se logra disminuir la caída de los párpados superiores.

La caída de la ceja es uno de los signos más tempranos del paso de la edad en hombres y en mujeres. El ojo se ve más pequeño de lo normal y los párpados superiores se ven abultados.
Una solución a la mirada triste que provocan las cejas caídas pueden ser inyecciones de Toxina Botulínica que inmovilizan los músculos que tiran las cejas hacia abajo, despejando la mirada en la forma más natural posible.
El efecto perdura alrededor de seis meses. Debe repetirse después de ese lapso.


Con este tratamiento, se corrige la mirada cansada o triste y se logra disminuir la caída de los párpados superiores.

Una breve lección de anatomía

Los músculos responsables de la posición de las cejas son:
» El frontal, que eleva la ceja y la piel de la nariz.
» El corrugador superciliar, que conduce la ceja en dirección medial e inferior.
» El procerus, que deprime el extremo medio de la ceja.
» Y el orbicular de los ojos. La parte orbitaria  la protrusión de las cejas –cuando sobresalen- y el cierre voluntario de los párpados. El sector palpebral  cierra los párpados al guiñar el ojo.
» Por último, la fracción lagrimal conduce los párpados y las papilas lagrimales en dirección medial y además comprime el saco lagrimal.

La aplicación de la Toxina Botulínica

Los expertos de Centros B&S desarrollan tres técnicas posibles para la elevación de las cejas. Veamos de qué se tratan.
Técnica 1. Las inyecciones se aplican en las fibras laterales superiores de la porción orbitaria del músculo orbicular de los ojos. Una inyección de 0.5 centímetro por encima del borde orbitario actúa eficazmente sobre la porción lateral de este músculo. Técnica 2. Otro método muy eficiente para la elevación lateral de la ceja es el bloqueo completo de los depresores y el bloqueo parcial de las fibras mediales del músculo frontal. En general, según expertos, conviene aplicar unas siete inyecciones.
 
Técnica 3. También pueden aplicarse entre 3 y 5 unidades por encima del borde orbitario. Las inyecciones deben ser superficiales, con la aguja hacia arriba.
 
¿Cuál técnica emplear? Eso lo decidirá el cirujano especialista al revisarte y estudiar cuál es la más conveniente para tu caso.

¿Duele? No. Podríamos comparar cada pinchazo con el dolor que produce la picadura de un mosquito.

¿Y cuánto tiempo perdura el efecto? Alrededor de seis meses. Debe repetirse después de ese lapso.

Y por último, algo importante: si bien se trata de un procedimiento bastante simple, es indispensable que sea administrado por un cirujano plástico con probada experiencia y el equipo apropiado. Para que rejuvenecimiento te provoque alegría y lo disfrutes.
 
Tras la aplicación
» No frotar la zona tratada.
» No bajar la cabeza
» No aplicar frío ni calor
» No acostarse durante tres horas
» Si querés descansar, hacerlo con la cabeza elevada y mirando hacia el frente.
» No acostarse boca abajo.
» Esperar efecto notable después de 24 a 72 horas.
» En caso de dolor de cabeza o en la zona, tomar analgésico indicado por el médico.
» No volver a aplicar Toxina Botulínica  antes de pasados 3 meses.
» Avisar al médico cualquier anormalidad.
 
Envíanos tus consultas / comentarios:

nombre y apellido*

e-mail *
consulta*
los campos marcados con * son necesarios