» ellos también
Expertos descubrieron que el acné es más agresivo en los varones y desarrollaron un tratamiento que, a grandes rasgos, consiste en el implante de pelos propios en la zona de la papada para ayudar a atenuar las cicatrices.
 
Si bien el acné afecta a hombres y mujeres, parece tener preferencia en instalarse en la cara de los hombres jóvenes. Y además, siempre según los expertos de B&S, es más agresivo entre ellos que entre las mujeres ¿Por qué? Por la presencia de los andrógenos –hormonas sexuales masculinas- que exacerban la producción de sebo en las glándulas que lubrican el folículo piloso.
Pero vayamos por partes.
 
Las causas del acné
 
El acné está causado por una foliculitis infecciosa  provocada por la exacerbación de un germen habitual en la piel humana, el corynebacterium acné, que al encontrar condiciones
La presencia de andrógenos, hormonas masculinas, exacerban la producción de sebo en las glándulas que lubrican el folículo piloso.
óptimas dentro del folículo, provoca lesiones de diferente grado.

Las lesiones producidas por el acné van desde los comedones –lesión inicial de la enfermedad- hasta verdaderos abscesos que involucran en muchos casos el tejido celular subcutáneo, dejando secuelas cicatrices de diferente intensidad.

La pérdida de la estructura característica del folículo, suele ser una de las consecuencias de diferentes tipos de acne, y dejan, al remitir el cuadro infeccioso agudo, una secuela que se manifiesta como una cicatriz  en la epidermis y dermis, seguida de una secuela alopécica.
 
Las soluciones clásicas
 
La mayoría de los tratamientos que intentan reparar las secuelas de acné en el rostro apuntan a disminuir la cicatriz epidérmica a través de dermoabrasión o láser resurficing, que es la remoción de las capas superficiales de la piel, con el objetivo de dejar nacer una piel sana. O bien al incremento del volumen de la dermis o subdermis a través de la inyección de materiales de relleno.
Además hay ciertas técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas que proponen la solución de este problema.
 
Una opción innovadora
 
B&S, sobre la base de su experiencia en la utilización de unidades foliculares  en el trasplante de cabello, desarrolló la Técnica de Unidades Foliculares para tratar el acné masculino.

Los especialistas explican que se busca el pelo de calidad más parecida a la de la barba del paciente, en la zona de la patilla, del tórax, región pubiana y como última elección el cuero
La capacidad de retención de los injertos en la piel del rostro es muy superior a la que se observa en el cuero cabelludo.
cabelludo ya que el cabello es más fino y la piel del cuero cabelludo posee menos melanina. En la zona receptora, se selecciona la técnica de implantación adecuada según el tipo de cicatriz. La capacidad de retención de los injertos en la piel del rostro es muy superior a la que se observa en el cuero cabelludo. De este modo, se logra una reconstrucción mediante el transplante de folículos pilosos que cumplen una doble función de relleno y restauración pilosa.

No es necesario realizar ningún tipo de cura externa dejando sólo que los procesos cicatrizales adhieran los tejidos transplantados en su nuevo emplazamiento.
Un complemento muy apropiado es el  resurfasing con LASER de CO2 fraccionado, Pixel CO2, para mejorar la superficie cutánea.
 
Y como siempre, el paciente, asesorado por los profesionales idóneos, tiene la última palabra.
 
Envíanos tus consultas / comentarios:

nombre y apellido*

e-mail *
consulta*
los campos marcados con * son necesarios