» misceláneas
La cirugía estética,
una decisión racional
“Me opero las lolas y soy otra”, “Me saco de encima estos rollos insoportables”, “Me hago un lifting y chau arrugas”. Estos son comentarios habituales de personas que quieren verse mejor con su cuerpo, con su rostro.
 

Reflejan deseos de sentirse mejor con uno mismo. Y eso está bien. Pero tenemos que tener en cuenta que  someterse a una cirugía implica poner el cuerpo, el único cuerpo que tenemos. Es algo que no puede tomarse así, a la ligera Por eso requiere de deseo y de un convencimiento racional.

Tenemos que tener en cuenta que someterse a una cirugía implica poner el cuerpo, el único cuerpo que tenemos.

En este sentido, la Sociedad Brasileña de Cirugía Plástica, para contribuir/ayudar a  los candidatos a un procedimiento quirúrgico a reflexionar y analizar su situación, elaboró una docena preguntas que conviene hacerse a fin de alcanzar ese objetivo que es sentirse mejor con uno mismo.

Para pensar

Estas son preguntas que deben meditarse antes de responderlas. Ayudan a determinar si estás preparado para pasar por una cirugía estética Acá van:

  • ¿Soy físicamente saludable, me alimento bien y no fumo?
  • ¿Estoy preparado para hacer, eventualmente, cambios en mi estilo de vida tales como dejar de fumar con el fin de someterme a una cirugía?
  • ¿Tengo expectativas realistas respecto de los resultados de mi procedimiento?
  • ¿Estoy considerando la cirugía estética para mí, por razones personales, o simplemente para cumplir con los ideales y expectativas de otra persona?
  • ¿Investigué lo suficiente acerca de la cirugía que quiero hacerme? ¿He averiguado las calificaciones del cirujano plástico que he elegido?
  • ¿Le expliqué claramente a mi cirujano plástico  sobre mis condiciones médicas, alergias a medicamentos y otros tratamientos médicos (incluyendo los relacionados con rellenos, toxina botulínica y la formación facial)?
  • ¿He hablado con mi cirujano plástico sobre mi consumo actual de medicamentos, vitaminas, suplementos de hierbas, el alcohol o drogas?
  • ¿Estoy convencido de hacer lo necesario de mi parte para asegurar el éxito del procedimiento?
  • ¿Estoy al tanto de las condiciones del post operatorio y de la recuperación?
  • ¿Tengo una persona adulta que pueda acompañarme durante las primeras 24 horas posteriores a la operación?
    Preguntas que conviene hacerse a fin de alcanzar ese objetivo que es sentirse mejor con uno mismo
  • ¿Le hice todas las preguntas necesarias a mi cirujano? ¿Aclaró todas mis dudas?
  • ¿He leído, comprendido y firmado los documentos de Consentimiento Informado para mi procedimiento?

Poder responderte estas preguntas implica que estás preparado para afrontar de forma madura y responsable tu transformación. El deseo y la razón apuntan hacia el mismo objetivo. Estás preparado… ¡Suerte!

Envíanos tus consultas / comentarios:

nombre y apellido*

e-mail *
consulta*
los campos marcados con * son necesarios