» misceláneas
Los famosos en el quirófano
Cada vez se ven más hombres en los consultorios de los cirujanos cosméticos: famosos y no tanto.
 
Consultado por Guía de Transformaciones Estéticas sobre la presencia masculina en los consultorios de los cirujanos plásticos, el Dr Diego Schavelzon, vice  presidente de la
Los más jóvenes acuden al bisturí para terminar con algunos rollitos mediante una lipo.
Entre los 45 y 50 años recurren a quitarse las bolsas de los párpados y la papada
Asociación Argentina de Medicina y Cirugía Cosmética señala que en la actualidad, de cada 10 procedimientos, 3 se hacen a hombres. En términos generales, los más jóvenes –entre 20 y 30 años- que hacen deportes, acuden al bisturí para terminar con algunos rollitos mediante una lipo. Entre los 45 y 50 años se sienten algo presionados a mantener una buena imagenpor lo que recurren a quitarse las bolsas de los párpados y la papada. La cirugía de nariz, comenta Schavelzon, es un procedimiento muy solicitado muchas veces debido a problemas funcionales como el exceso del ronquido.

Los famosos

Los vemos en las películas y suspiramos por ellos. Ellos no siempre lo confiesan, pero muchos pasaron por el quirófano para lucir más atractivos… claro que no todos lograron los mejoresresultados, algunos con mayor o menor suerte.
¿Querés enterarte quiénes son? Acá te lo contamos:
Brad Pitt se hizo una otoplastia –operación de orejas- ya que desde chico las tenía algo salidas.

Ricky Martin. Se cuenta que el cantante portorriqueño se hizo una micro cirugía para eliminar las marcas del acné, se afinó el mentón y se retocó la nariz.

Mickey Rourke. Su paso por el boxeo le arruinó bastante la cara, por lo que pasó por más de una cirugía: se operó los párpados, unas cuantas riniplastias (nariz) se dice que se hizo un trasplante capilar y hace poco recurrió a un lifting facial. Sin embargo, no logró recuperar su antigua imagen de galán.
Sylvester Stallone parece ser un adicto al botox y otras yerbas, tanto que su cara perdió expresividad y movimiento. Él lo niega y lo atribuye a una enfermedad.
Otro que es adicto al botox es Ray Liotta. Tantas inyecciones casi ni le permiten sonreír. Una lástima.
Tom Cruise no estaba conforme con su nariz y se operó. El cambio fue bueno. Sin embargo su necesidad por verse joven lo llevó a varias sesiones de toxina botulínica.
 
Envíanos tus consultas / comentarios:

nombre y apellido*

e-mail *
consulta*
los campos marcados con * son necesarios