» misceláneas
Las salidas para la obesidad más rebelde y peligrosa
“Baros” significa peso y “trato” deriva en tratamiento. La cirugía “bariátrica” es uno de los caminos para personas con altísimo sobrepeso, que ya han probado dietas, medicaciones, ejercicios y tratamientos menos radicales, sin avanzar hacia la salud. Aquí les contamos de qué se trata esta operación, sus diversos procedimientos, y recordamos: la última palabra siempre hay que pronunciarla con la ayuda del médico.
 

Los avances en la cirugía de las últimas décadas se reflejan en el desarrollo de la Cirugía Bariátrica, un procedimiento que se aplica en casos de obesidad mórbida. Esta enfermedad afecta a las personas que padecen un índice de masa corporal (IMC) superior a 35/40 puntos. El IMC se calcula dividiendo el peso de una persona por su altura al cuadrado.
Cuando alguien llega a este grado de obesidad, probablemente ya ha pasado por infinidad de tratamientos, dietas, ha probado diversas medicaciones, ha acudido a clases de gimnasia sin resultados y con un profundo abatimiento, con la autoestima por el piso, golpeado por la discriminación –incluso de parte de algunos especialistas-. Es precisamente en ese contexto en el que la cirugía bariátrica tiene algo que aportar.

El principio del cambio

Ante todo, se trata de una cirugía mayor, realizada por cirujanos especializados en obesidad que, muchas veces, trabajan con un equipo interdisciplinario compuesto por médicos, psicólogos, nutricionistas y cardiólogos. Es una práctica no exenta de riesgos, que altera profundamente la fisiología del paciente.
Según la Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad (SECO), este procedimiento tiene como objetivo prevenir las enfermedades asociadas a la obesidad que, como la

Es realizada por cirujanos especializados en obesidad. Muchas veces trabajan con un equipo interdisciplinario: médicos, psicólogos, nutricionistas y cardiólogos.

hipertensión, conllevan riesgo de muerte, así como mejorar la calidad de vida, a través de una pérdida de peso suficiente y mantenida en el tiempo y con un mínimo de complicaciones. No es necesario que el paciente alcance su peso ideal para cumplir estos objetivos.
Los diferentes procedimientos constituyen el primer paso de un profundo cambio en la vida del paciente. Tienen que ver con una modificación, para siempre, de sus hábitos alimenticios y de vida. Esto le permitirá acceder a una mejor calidad de vida, sentirse integrado a los demás, manejar y disfrutar de su cuerpo realizando actividades que con aquel cuerpo enorme le estaban vedadas.

Tipos de procedimientos

La elección del tipo de operación va a estar dada principalmente por el médico especialista.
La intervención dura entre 45 minutos y 3 horas, según el tipo de procedimiento. Las técnicas más habituales son:

Bánding Gástrico Ajustable: Mediante la colocación de una banda gástrica se confecciona un pequeño reservorio que restringe la ingesta, pues sólo puede contener pequeñas cantidades de alimentos. Se logra entonces una rápida sensación de plenitud y disminución del apetito entre las comidas. Es una técnica completamente restrictiva, que además brinda una sensación de saciedad precoz y duradera con mínimas ingestas. La velocidad de pasaje de los alimentos a través de la banda es regulada desde una pequeña cámara que se coloca debajo de la piel, sin que se perciba exteriormente.

Ventajas

Desventajas

Es una cirugía mínimamente invasiva.

Hay riesgo de deslizamiento o migración de la banda que podría perjudicar la pared del estómago (según la técnica quirúrgica).

No se corta el tejido gástrico ni ningún segmento del tubo digestivo.

Puede producirse una infección de la cámara de ajuste.

Es una técnica reversible, se puede quitar la banda cuando el paciente lo desee.

No impide la ingesta de muchas calorías en forma de líquidos.

Puede regularse desde el exterior la capacidad y la velocidad del vaciado gástrico.

Falta de acostumbramiento del paciente a la restricción alimentaria.

 

Bypass gástrico: El bypass produce un cortocircuito entre un nuevo y pequeño estómago y un sector distal del intestino, con lo cual se anula la función absortiva de aproximadamente 1,50 metros del tubo digestivo produciendo una mala absorción alimentaria. Es el sistema más usando en los Estados Unidos. Como los alimentos no pasan por un sector del intestino delgado, no se absorben suficientes vitaminas, minerales, calcio, hidratos de carbono ni grasas y deben reponerse mediante medicación oral.

 

Ventajas

Desventajas

Restricción a la ingesta y pequeña malabsorción.

El descenso de peso obtenido no se mantiene en su totalidad y los pacientes tienden a subir algunos kilos.

No se coloca ninguna prótesis.

Debe seccionar estómago, intestino delgado y unirlos salteando una porción del tubo digestivo.

No deben realizarse ajustes.

No es reversible ni regulable.

 

Derivación biliopancreática: Es un tipo de bypass cuya principal característica es disminuir

Implica una modificación, para siempre, de los hábitos alimenticios y de vida.
Esto le permitirá acceder a una mejor calidad de vida

la absorción de grasas en una gran proporción. Es el sistema más usado en Europa. Es un procedimiento indicado en casos de SUPER obesidad, “comedores de dulces”.

La capacidad gástrica no está completamente reducida, el paciente puede realizar ingestas normales 500 ml, pero el exceso de grasas e hidratos de carbono serán eliminados ya que sólo una pequeña porción del intestino realizará esta función.

 

Ventajas

Desventajas

El paciente puede comer la cantidad deseada. No se restringe la ingesta.

 

En todos los casos debe complementarse la alimentación con hierro, calcio y vitaminas.

 

El exceso de grasas e hidratos de carbono será eliminado.

Hay que seccionar el estómago  y el intestino delgado.

No deben realizarse ajustes.

No es reversible ni regulable.

 

Sleeve gastrectomy (gastrectomía en manga). Una de las más novedosas técnicas bariátricas. Consiste en reducir el tamaño del estómago en aproximadamente el 80 por ciento, dejando una especia de tubo o manga vertical. Se trata de un procedimiento restrictivo, al igual que el del uso de bandas, pero conlleva menos riesgos que el by pass.
La gastrectomía en manga puede ser utilizada como un primer paso, previo al by pass, en pacientes de alto riesgo. También es una alternativa cuando las bandas fracasaron y deben ser retiradas. Su gran ventaja es la disminución de la hormona grelina, que estimula el apetito, casi a cero, justamente porque implica la extirpación del techo gástrico que la segrega. Ésta es la técnica que más creció en Estados Unidos durante el último año.

 

Después de una operación

  • Se espera una pérdida de peso que ronda entre un 60 y 80 por ciento del exceso de peso. Durante los primeros meses posteriores a la intervención se bajan entre 5 y 10 kilos por mes.
  • Durante las primeras cuatro semanas el paciente deberá seguir una dieta necesaria para adaptar el organismo a la cirugía. Después de esto, podrá comer todo tipo de alimentos, aunque sus hábitos de alimentación cambiarán en cuanto a la frecuencia y la cantidad.
  • Como en cualquier operación, hay dolor durante las primeras 24 horas, pero los analgésicos lo controlan.
  • La internación promedio es de un día para la banda gástrica y cinco días para el bypass.
  • Los controles habituales son a la semana, al mes, a los dos, tres y seis meses de la operación y, luego, anuales.
  • Durante las primeras dos semanas deberá guardar un reposo relativo. Durante ese mismo período no deberá levantar pesos, pudiendo retomar luego una actividad normal. Luego podrá incorporarse a las actividades laborales, y alrededor de un mes después de la operación podrá retomar una actividad física normal.
 
Envíanos tus consultas / comentarios:

nombre y apellido*

e-mail *
consulta*
los campos marcados con * son necesarios