» protagonistas

La actriz y cantante es una vieja amiga de Centros  B&S. Aquí cuenta su experiencia con los expertos de B&S, los tratamientos y, lo más importante, cómo se enriquecen diversos aspectos de su vida.

 

La mayoría conocemos a Divina Gloria como actriz y cantante. Por su trabajo en televisión con Alberto Olmedo y Gerardo Sofovich. Por películas y obras teatrales, por los espectáculos Alicia Maravilla, Locos Recuerdos y Sin compasión, entre otros. Por el teatro under y “Caviar”, de Jean François Casanovas.

Es más: muchos sabemos que cursó estudios de teatro, baile, canto y actuación en el

Con el Botox, los doctores dicen que a los diez días se empieza a notar el cambio, “pero yo al día siguiente ya me veo mejor”

Instituto Lavardén y de comedia musical en la escuela de Pepe Cibrián Campoy.  Y que se perfeccionó junto a Robertino Granados (teatro), Bill Hastings (musical) y Juan Virasoro y Rodolfo Olguín (danza).

Pues bien, Divina Gloria es además una vieja amiga de Centros B&S. Y de esa experiencia habla en esta nota.

Hará unos diez años, se realizó laserlipolisis en el abdomen. Periódicamente se hace Botox en la cara y en el cuello –lo cual la benefició para el empleo de la voz-. Y también se aplicó Pellevé, el sistema de rejuvenecimiento facial.

Cuando se hizo la laserlipolisis, entrenaba mucho, no había tenido hijos y estaba en peso. Hacía la obra Vivitos y Coleando, con Hugo Midón, y debía  tener un excelente estado físico.

“Me gusta que mi hijo, de diez años, vea la cara de su mamá despejada, sin los ceños fruncidos”.

Ahora recuerda que el post operatorio fue doloroso, que tenía que usar la faja. Quizás en ese momento estaba más sensible, más vulnerable. Cuando se hizo cirugía de mamas fue distinto. No le dolió para nada y al día siguiente ya estaba grabando con Olmedo.

Según cuenta, todas las intervenciones que se hizo tienen que ver con cómo ella se ve, no están relacionadas con las exigencias del trabajo. Tienen que ver con mejorar la autoestima. Se siente internamente de 17 años y quiere que el cuerpo refleje su alma.

El Botox le devuelve la frescura a la cara. Los doctores dicen que a los diez días se empieza a notar el cambio “pero yo al día siguiente ya me veo mejor”, comenta.

Por su trabajo, tiene que gesticular, reír, gritar. El Botox es muy útil porque elimina esas marcas. “Además me gusta que mi hijo, de 10 años, vea la cara de su mamá despejada, sin ceños fruncidos”, señala.


-¿Cómo dirías que fue tu experiencia con los médicos de B&S? 

–Tengo muy buena onda tanto con el Dr. Diego Schavelzon como con el Dr. Guillermo Blugerman. Ambos son muy cálidos y receptivos. Una no le da el cuerpo a cualquiera para que lo trabaje, hay que tener confianza. Y yo la tengo con ambos. 


–¿Cómo cuidas habitualmente el cuerpo?

–Mmm... En estos últimos tiempos no tengo mucha conducta. Hago mucha elongación, camino bastante. Hace unos años tuve un accidente en una rodilla y se me rompió un ligamento y estoy permanentemente haciendo ejercicios. Para poder cantar mejor, hago ejercicios de relajación de cuello. Además creo que tengo incorporado todo lo que aprendí en las clases de baile. Trato de comer sano, harina integral, jugos de fruta, tomo muchísima agua. El inconveniente es que soy fumadora. Trato de desintoxicarme. Pero tengo como diez kilos de más. 

–Has trabajado en diversos medios, ¿cuál es el más exigente?

–Sin dudas, la televisión. Hay poco tiempo para elaborar un trabajo creativo, hay mucha presión por el rating, el éxito. En cuanto a lo corporal, es cierto que por TV pareces más

“Una no le da el cuerpo a cualquiera, hay que tener confianza. Y yo la tengo con los doctores Schavelzon y Blugerman”

gorda, y más ahora con las pantallas planas. Pero ahora, prefiero no trabajar en tele, me voy con la música a otra parte con mi banda “Karavanah”. De todo lo que hice lo que prefiero es cantar, la música. Canto tangos en idish en un CD que se llama “Shalom Baby”. 

Divina Gloria estuvo recientemente haciendo un espectáculo que se llama Zeide Shike, con Diego Lichtensztein, un cantante excelente que viene de la lírica. En agosto viajó a Israel a trabajar y estudiar, en principio hasta fin del 2010, luego verá. 

La artista quiere remarcar cómo la Cirugía Plástica ayuda a mejorar la autoestima. “Creo que si uno se siente bien puede dar mejores cosas al otro. Yo daría vuelta el ‘Ama a tu prójimo como a ti mismo’ y diría ‘Ámate a vos mismo para poder amar al otro’. Esto va más allá de la frivolidad, tiene que ver con el bienestar, con el respeto a uno mismo”

Envíanos tus consultas / comentarios:

nombre y apellido*

e-mail *
consulta*
los campos marcados con * son necesarios