» medicina estética
Mi enemiga,
la Rosácea
Es una enfermedad de la piel, crónica pero controlable mediante tratamientos. Desde Centros B&S explicaron a guía de Transformaciones Estéticas en qué consiste, cómo se manifiesta y cuáles suelen ser los tratamientos más efectivos para mantener las riendas.
 

Rosácea es una enfermedad que afecta la piel de la cara. Con frecuencia comienza como un enrojecimiento que parece un sonrojo a través de la nariz, cachetes, mandíbula o frente. A medida que el tiempo pasa pueden aparecer barros rojos y abultamientos con pus. Algunas personas también notan pequeños vasos sanguíneos a través de su nariz y mejillas. A veces, la piel de la nariz puede también hincharse (rinofima).

Rosácea es una enfermedad que afecta la piel de la cara. Comienza como un enrojecimiento que parece un sonrojo a través de la nariz, cachetes, mandíbula o frente

La rosácea también puede afectar los ojos. Puede irritar e inflamar los párpados y la parte blanca dentro del ojo, provocando conjuntivitis.

Es una patología que afecta, por lo general, a personas adultas y de tez clara. En las mujeres la rosácea aparece con más frecuencia en los cachetes y el mentón, mientras que en los hombres suele darse el fenómeno del rinofoma y además, ataca con mayor intensidad.
No es una enfermedad grave, pero acompaña la vida con períodos de mayor y menor relevancia.
Si bien es cierto que es una dolencia crónica, que no tiene cura, puede controlarse bien mediante tratamientos.

Si bien es cierto que es una dolencia crónica,
puede controlarse bien mediante tratamientos

Sin recaídas

Acá va una lista de recomendaciones a tener en cuenta:

  • Las cremas o pomadas con corticoides tópicos son contraproducentes . Si estás utilizando una crema que pueda contener un corticoide conviene consultarlo con el médico; por lo general, los médicos suelen suspender el corticoide durante tres o cuatro semanas.
  • Algunos medicamentos que se toman por la boca también pueden empeorar (corticoides sistémicos, fármacos vasodilatadores). Esto también hay que consultarlo con el especialista.
  • La exposición al sol no es aconsejable. Si no es posible evitarlo, es necesario usar protectores solares con un FPS (Factor de Protección Solar) no menor a 15.
  • El calor, el frío o el viento también deben evitarse.
  • Además hay que eludir lugares muy caldeados y cambios bruscos de temperatura.
  • No es bueno ingerir comidas y bebidas muy calientes, comidas con muchas especias y quesos fermentados.
  • Por lo general, los cosméticos son mal tolerados. Conviene usar aquellos libres de alcohol, avellana o fragancias.
  • Las situaciones de ansiedad y estrés pueden resultar perjudiciales.
  • Suele aconsejarse evitar el alcohol y las bebidas estimulantes.
  • Las piletas de natación que contienen cloro pueden empeorar la enfermedad.

Para evitar los factores desencadenantes, los especialistas recomiendan llevar una especie de diario –llevar una mini agenda- para detectar en qué momentos, después de realizar cuál acción, se producen los episodios de ruborización.

De última generación

Los especialistas en dermatología de Centros B&S han encontrado un tratamiento novedoso: el fotorejuvenecimiento no ablativo, que ofrece ELOS®.

Un tratamiento adecuado y novedoso: el fotorejuvenecimiento no ablativo, que ofrece ELOS®.

El fotorejuvenecimiento no ablativo; es una técnica que se usa para revertir los cambios de fotoenvejecimiento en la piel, entre otros: la rosácea. Como no requiere de cirugía ni de un período de recuperación, el paciente puede volver rápidamente a sus actividades habituales.
Combinando energía óptica y radiofrecuencia, se calienta la dermis y se producen cambios en los vasos sanguíneos de la piel que eventualmente van a contribuir a la remodelación del colágeno y, así, ayudarán a conseguir al menos una mejora en la apariencia.

Envíanos tus consultas / comentarios:

nombre y apellido*

e-mail *
consulta*
los campos marcados con * son necesarios