» medicina estética
Nano Fil:
los hilos japoneses
anti-flaccidez
Queremos presentarte un nuevo tratamiento –el último grito de la Medicina Estética- contra la flaccidez, los hilos Nano Fil reafirman el rostro y el cuerpo. Sin cirugía, sin cortes ni dolor.
 

Nano Fil es un tratamiento que emplea hilos reabsorbibles que producen un efecto de entramado o red por debajo de la piel. Reafirman los tejidos fláccidos y los colocan en una posición estéticamente más correcta. Mínimamente invasivo, sin cortes ni puntos.
¿Cuál es el resultado? Un efecto de tensión en la cara, los brazos, el escote o los glúteos. Tiene efectos  similares a la toxina botulínica, consigue un rejuvenecimiento facial casi inmediato con una técnica segura, muy sencilla y rápida, sin incisiones ni dolor.
Estos hilos, que  se fabrican con un material reabsorbible y biocompatible, cuentan con la aprobación de la FDA de Estados Unidos. Tienen distintos grosores dependiendo del área del rostro o cuerpo en el que se van a utilizar.

En qué zonas del cuerpo se aplican
Se aplican  en el rostro, los brazos, el escote o los glúteos, que son las áreas con más tendencia a la flaccidez.

Nano Fil es un procedimiento mínimamente invasivo, sin cortes ni puntos

Se consigue elevar las mejillas, recuperar del óvalo facial, mejorar los surcos nasogenianos, borrar las líneas de marioneta –arrugas peribucales-, elevar las cejas, mejorar el doble mentón, reafirmar el cuello, el interior de los brazos, los muslos, las rodillas, los glúteos, las mamas e incluso abdomen.

El tratamiento
Ante todo, el médico especialista debe tener en cuento la calidad de la piel de la paciente.
Antes de poner los hilos, se realiza un dibujo en la zona a tratar, es decir, un mapa que sirve de guía para colocarlos. Luego aplica anestesia local.

Con una aguja muy fina, los hilos se colocan como una red por debajo de la piel porque son estructuras filamentarias. Estas delgadas estructuras filamentarias poseen la capacidad de estimular la formación de colágeno propio del paciente.

Cada hilo provoca una fibrosis progresiva en el tejido celular subcutáneo que facilita su anclaje a la piel, dando como resultado una piel más firme y más turgente.

Se aplican en el rostro, los brazos, el escote o los glúteos, que son las áreas con más tendencia a la flaccidez

En algunos casos se combinan con  materiales de relleno y Toxina Botulínica ( Botox o Dysport) para lograr apariencia juvenil.

No hay posibilidad de sangrado ni riesgo de cicatriz. Luego del tratamiento podés volver a casa.

Vale tener en cuenta que los resultados son progresivos. Se puede retocar cada 3 meses. Estos Hilos Japonenses pueden combinarse con Ácido Hialurónico o con toxina Botulínica o con FAMI con Plasma Rico en Plaquetas, de acuerdo a las necesidades de cada paciente.

Envíanos tus consultas / comentarios:

nombre y apellido*

e-mail *
consulta*
los campos marcados con * son necesarios