» protagonistas
Un galán que
no recupera los
kilos perdidos
Germán Kraus no solo es un comediante exitoso, también adapta y dirige obras de teatro. Luego de su último éxito, Usted puede ser un asesino, una comedia policial está trabajando con la adaptación de una comedia de Neil Simon. Hoy nos cuenta los resultados que obtuvo con la dieta B&S.
 

Oscar Alberto Grillo, más conocido como Germán Kraus, ganador del premio Martín Fierro como Mejor Actor de Comedia en 1996,  conversó con Guía de Transformaciones Estéticas sobre su paso por Centros B&S. También nos contó su última experiencia con la obra Usted puede ser un asesino y sus planes. Acá va la charla.

GDETE: ¿Cómo fue tu experiencia en Centros B&S?

GK: Muy buena, me reencontré con Guillermo (Blugerman) con quien tengo una relación personal. Y ahora tuvimos un encuentro profesional. Acudí a B&S porque tenía unos kilos de más y necesitaba hacer la dieta B&S. Yo venía de hacer una temporada de teatro en Mar del Plata y en estos casos te alimentás muy mal: después de la obra vas a comer a un restaurante, te acostás y te levantás tarde, al día siguiente no tenés ganas de hacer

En un mes y medio bajé los 6 kilos que necesitaba y lo mejor es que no los volví a recuperar cuando volví con mi habitual manera de comer

ejercicio. La verdad es que me fue muy bien, en un mes y medio bajé los 6 kilos que necesitaba sacarme de encima y lo mejor es que no los volví a recuperar cuando volví con mi habitual manera de comer. Si bien al principio es un poco estricta, las inyecciones que hay que aplicarse te ayudan a mantenerte en la dieta. Por lo general me cuestan los regímenes, sin embargo esta dieta fue de lo más llevadera. En cuanto a las inyecciones, hay que aplicárselas en la panza, pero fue muy sencillo hacerlo porque son agujas muy pequeñas, ni se sienten. Pero te repito, si bien no es mucho lo que me cuido en las comidas, hace tres meses que terminé el tratamiento y no volví a aumentar de peso. Por otra parte, en B&S tienen un trato excelente, son muy cálidos, te cuidan.

GDETE: En tu profesión hay cierta presión en cuanto a la imagen ¿no?

GK: En principio hay que tener en cuenta que en esta profesión hace falta una imagen más o menos armónica. En cuanto a la exigencia de tener un cuerpo delgado, en la actualidad es relativo, ahora se está poniendo más el acento en la capacidad actoral que en la imagen. Quizás hay más presión con las mujeres, aunque más leve que antes. En cuanto a los hombres, hoy un tipo que no es lindo puede hacer un papel de galán. Sin embargo, yo veo que los actores jóvenes  se matan en el gimnasio. Te cuento que cuando me inicié –en cierto modo fui uno de los “galanes” pioneros-, yo era un obsesivo  gimnasio, me gustaba y en el equipo decían que el único que podía sacarse la camisa y mostrar pecho era yo.

GDETE:¿Te cuidás mucho, sos coqueto?

GK: No soy un obsesivo, pero me cuido, aunque me gusta comer. No me gusta la comida demasiado elaborada, no como fritos, prefiero las verduras, algo más natural. Ni como mucha carne, me encanta el pescado. Pero todo esto básicamente me gusta. No como dulces

Tengo una alimentación bastante ordenada. En cuanto a la actividad física, por lo general camino unos 3 kilómetros diarios

porque no me gustan. Te diría que tengo una alimentación bastante ordenada. En cuanto a la actividad física, por lo general camino unos 3 kilómetros diarios, aunque ahora estoy algo vago.

GDETE: ¿Qué estás haciendo en este momento? ¿Planes?

GK: Estoy terminando una gira teatral que comenzó en Mar del Plata, con la obra Usted puede ser un asesino, una comedia policial del español  Alfonso Paso. Fue una experiencia interesante porque la adapté, la dirigí y la actué. Es una obra de 1958 que hubo que adaptarla a nuestra realidad y la época actual. Salió muy bien. Ahora empecé a trabajar con una obra de Neil Simon que también requiere una adaptación.

GDETE: Te gusta el género de la comedia.

GK: Me encanta, me gusta la buena comedia. Creo que aunque resulte paradójico es el género que está más relacionado con la realidad: la vida es comedia, un chiste es una tragedia contada dos días después.

GDETE: ¿En qué medio te sentís más cómodo: teatro, cine, TV?

GK: Si bien me inicié en el teatro, soy básicamente un actor de TV, hice novelas, tiras, teatro televisivo, aquí y en Centro América. En cierto modo la TV ha cambiado, ahora tiene un tratamiento  y una estética más cinematográfica. Me siento muy cómodo en la TV. Pero en todo esto creo que el protagonista de un espectáculo es el guionista, el actor es un intérprete.

GDETE: ¿Cuál fue el trabajo que te dio más satisfacciones?

GK: En 1989 y durante cuatro años hice Su comedia favorita en TV, Una obra por semana, hicimos cientos de obras de excelentes autores. Fue un éxito, estuvo nominada para el premio  Martín Fierro. También me gustó hacer la película Dibu, la película que combina  animación y actuación. Fue la primera película argentina en usar esta técnica.  Con Dibu obtuve el Martín Fierro a Mejor Actor de Comedia en 1996.

Envíanos tus consultas / comentarios:

nombre y apellido*

e-mail *
consulta*
los campos marcados con * son necesarios