» cirugías
Mini abdominoplastia:
panza plana y lisita
Esta intervención sirve para eliminar el exceso de piel y grasa combinada con flaccidez de la zona abdominal debajo del ombligo. Es una técnica menos riesgosa que la clásica cirugía de abdomen. ¿Por qué? ¿Cómo? Acá tenés la info.
 

Que el secreto de una panza chata son los ejercicios abdominales, nadie lo duda. Esas panzas que se pasean planas como tablas, así de despreocupadas como las ves, son producto de mucho, mucho, trabajo físico.

Sin embargo es muy común que, como consecuencia de variaciones en el peso, cambios hormonales en especial a partir de la menopausia o embarazos -entre otras razones-, la panza, especialmente la zona debajo del ombligo, presente un exceso de piel y grasa con flaccidez. Y esa panza que parece un flan, la verdad, no suele derrotarse sólo con gimnasia

La Cirugía Plástica desarrolló la técnica de la Mini Abdominoplastia Laser que reemplazaría a la técnica tradicional de cirugía del abdomen  -o Dermolipectomía-, al prometer menores complicaciones post quirúrgicas. Veamos de qué se trata.

Cómo es

A diferencia de la Dermolipectomía –explican desde Centros B&S-, en que se realiza un amplio despegamiento de la piel y la grasa del abdomen, esta técnica disuelve las adiposidades localizadas utilizando un rayo láser, a la manera de una Laserlipólisis, y logra la eliminación selectiva de la capa de piel superficial fláccida sobrante.

La Mini Abdominoplastia disminuye los riesgos de complicaciones en pacientes fumadoras o que presentan antecedentes vasculares.

Es una intervención que dura entre una y dos horas y se trabaja con incisiones a nivel del pubis y alrededor del ombligo. La misma técnica de trabajo puede aplicarse en otras zonas del cuerpo, como el abdomen superior, dejando la cicatriz en el surco submamario.

Incluso da excelentes resultados en casos de flaccidez de la entrepierna, los brazos, muslos y hasta glúteos.

Las ventajas

Ante todo, este tratamiento elimina la piel fláccida y dañada. Como no se invade la profundidad, ya que se elimina selectivamente la capa de piel superficial fláccida sobrante, se protege la integridad de los sistemas linfático y vascular, agregan las fuentes.

En relación a la clásica técnica de la Dermolipectomía,  la Mini Abdominoplastia disminuye los riesgos de complicaciones  en pacientes fumadoras o que presentan antecedentes vasculares.

El proceso de cicatrización –agregan desde B&S– es menos complejo que en el caso de la aplicación de las técnicas tradicionales, básicamente, porque la agresión a los tejidos es menor. Por otra parte, hay menos riesgo de cicatrización defectuosa ya que se disminuye la tensión sobre la sutura.

Al usar anestesia local y rayo láser, la recuperación es más rápida.

Además, los expertos destacan que se conserva la sensibilidad de la piel del abdomen evitando la molesta sensación de anestesia permanente de la zona operada habitual en la técnica clásica.

Se utiliza anestesia local y un par de horas después, podrías volver a tu casa. Al usar anestesia local y rayo láser, la recuperación se supone más rápida.

No apto para...

En casos de flaccidez muscular es necesario combinar este procedimiento con ejercicios físicos para fortalecer los músculos del abdomen. 
Tampoco se aconseja en los hombres o mujeres que tiene el abdomen abultado por exceso de grasa intraabdominal.o en casos de distensión abdominal por constipación crónica.

Envíanos tus consultas / comentarios:

nombre y apellido*

e-mail *
consulta*
los campos marcados con * son necesarios