» cirugías
De cara a la
Juventud
El objetivo del lifting facial es evitar la flacidez ocasionada por el paso del tiempo. ¿Desde qué edad se puede realizar? ¿Hay riesgos de deformar las facciones naturales? ¿Son normales los moretones? ¿Por qué? Una guía con las respuestas a las dudas más comunes acerca de este procedimiento
 
Cuando los años se cuelan por los surcos de la cara, las arrugas de la frente o la flacidez del cuello, lo más indicado es el lifting. ¿Por qué? Porque te da un aspecto más fresco, joven, y recoloca tus facciones.
Es común escuchar que un lifting puede cambiar la fisonomía. Si el procedimiento está hecho por un profesional competente, este problema no existe. Por eso es tan importante dar con el cirujano adecuado, idóneo, alguien en quien confiar.
La primera entrevista es importantísima, explica el Dr Schavelzon, Co Director de Centros B&S,: es el momento de plantear todas las dudas o temores, exponer nuestros deseos respecto de la intervención, preguntar todo lo que se nos ocurra. El médico especialista está acostumbrado, sabe que la información es el mejor antídoto contra los miedos. Además, por su experiencia, podrá darnos su punto de vista sobre lo que se puede esperar del lifting y lo que no.

¿Para quiénes es una opción? Personas con buena salud y con expectativas realistas respecto de los cambios. Si bien la edad es importante, no constituye una contraindicación para realizar el procedimiento con éxito. Por lo general, son las personas de más de 40 años las que consultan, aunque algunas, debido a características especiales, pueden solicitar un lifting a edades más tempranas.
El objetivo del lifting es evitar la flacidez en las facciones de la cara ocasionadas por el paso del tiempo


El objetivo de este procedimiento es evitar la flacidez en las facciones de la cara ocasionadas por el paso del tiempo. Esta cirugía no va a detener el paso del tiempo pero sí puede estirar la piel y retirar el exceso.

El procedimiento

Un lifting en estas zonas puede durar entre dos o tres horas -depende del tipo- y se realiza con anestesia local tumescente. Se diluye el anestésico local, -Lidocaína- en grandes volúmenes de suero estéril, utilizándose para cada procedimiento el volumen justo y necesario que otorga al paciente una confortable analgesia durante el acto quirúrgico. De este modo la cirugía resulta menos riesgosa y la recuperación, más rápida.

¿En qué consiste? Se despega la piel de la cara y, en su caso, del cuello, interviniendo directamente el sistema muscular superficial que hay debajo de la piel y que es lo que verdaderamente produce la flacidez cuando se descuelga. Y es este sistema muscular lo que se tensa y se ancla en su nuevo lugar, adaptando a continuación la piel y resecando la que sobra, pero sin necesidad de mantener la tensión en ella, para evitar la distorsión o una cara extraña.

De acuerdo a la parte de la cara que se quiere tratar, hay algunas técnicas que se pueden realizar por separado o, según el caso, quizás sea preferible un lifting completo, señala Schavelzon. Si se trata de pequeñas zonas, puede hacerse un minilifting; si hay bolsas en los párpados, puede realizarse también una blefaroplastia.
De acuerdo a la parte de la cara que se quiere tratar, hay algunas técnicas que se pueden realizar por separado o, según el caso, quizás sea preferible un lifting completo

Cuando hay cejas caídas o hay arrugas muy marcadas en la frente, puede ser necesario un lifting de la parte superior de la cara o lifting frontal.

Si los pliegues entre la nariz y la boca se hacen más profundos, la mejilla se aplana y los pómulos pierden relieve y se pierde el contorno normal de la mandíbula, desdibujándose su parte media, es adecuada la cirugía del lifting de los dos tercios inferiores. Con ella se restaura el contorno de la propio de la cara y los tejidos y músculos vuelven a su posición original de hace unos años.

Luego de la intervención

El día posterior a la cirugía está prohibido ducharse. El vendaje debe mantenerse seco.
Al segundo día, se puede remover el vendaje. A partir de entonces, podes empezar a lavarte la cara muy suavemente: usá sólo jabón suave, sin aroma. No se puede aplicar maquillaje.
Es bueno aplicar una capita de ungüento antibiótico sobre la herida dos veces al día.
Cuando salgas al sol protegete con un sombrero y vendaje.

Los puntos serán removidos cuatro o cinco días después de su cirugía.
En cuanto a las comidas, conviene comenzar con líquidos, sólo sorbitos, y avanzar la dieta a medida que se vaya tolerando.

¿Fumar? lo menos posible. Es un excelente momento para dejar el cigarrillo.
En la cama, ayuda tener la cabeza levantada con dos o tres almohadas. Es importante evitar cualquier presión sobre la cara o el vendaje.
La cara, mejilla y/u ojos pueden inflamarse y amoratarse. Esto desaparecerá entre dos y tres semanas. Algún drenaje (sangre o líquido) puede salir a través del vendaje. También esto es “normal”.

Para evitar la hinchazón excesiva, es bueno mantener los pies elevados.
Como no se puede exponer la cara al sol durante por lo menos un mes, esta es una buena época para someterse al tratamiento. ¿Alguna duda más? No te olvides: los buenos especialistas siempre están bien dispuestos a informar.

Envíanos tus consultas / comentarios:

nombre y apellido*

e-mail *
consulta*
los campos marcados con * son necesarios