» medicina estética

El procedimiento no requiere anestesia. Dura entre 15 y 30 minutos. Y los especialistas dicen que casi no deja huellas. Aquí te contamos de qué se trata la Rinomodelación sin Cirugía, que además de ser  menos riesgosa, es más económica que las operaciones tradicionales.

 

Sí: aunque no lo creas ya es posible modificar la nariz sin necesidad de pasar por el bisturí. Es que las técnicas de Cirugía Estética avanzan a pasos agigantados y los médicos, que conocen bien nuestros miedos y nuestros pesares, idearon un revolucionario método que manda al diablo los yesos, el sangrado y los moretones alrededor de los ojos. Concretamente, estamos hablando de la nueva técnica de corrección estética llamada Rinomodelación sin Cirugía.

De qué se trata

La Rinomodelación consiste en la aplicación de un material de relleno biocompatible, en puntos estratégicos de la nariz con el propósito de ocultar los defectos -como una giba muy prominente- o elevar otras zonas clave -como la punta nasal-, para obtener un perfil armónico con resultados casi instantáneos.

Es aplicable en el 85 por ciento de los pacientes cuyas narices tienen algún tipo de defecto


Además, como la intervención tarda sólo entre 15 y 30 minutos y no requiere mayores cuidados, podés hacerla perfectamente un mediodía y volver a trabajar, continuando con tu vida normal, porque no deja huellas, marcas ni cicatrices.
Es aplicable en el 85 por ciento de los pacientes cuyas narices tienen algún tipo de defecto.
¿Contraindicaciones? Ninguna salvo momentos de embarazo, lactancia o casos de rinitis activa o abscesos nasales.

Síntesis de beneficios

  • Al no ser quirúrgico, no requiere anestesia ni quirófano.
  • Como consecuencia, no existen molestias postoperatorias.
  • Es un procedimiento breve y no requiere mayores cuidados.
  • Puede realizarse durante la hora del almuerzo y volver a la vida normal,
  • Prácticamente no deja marcas.
  • Y además, su costo económico es mucho menor que una operación.

 La experiencia en España

La Sociedad Española de Cirugía Estética realizó un control de los pacientes que habían pasado por una Rinomodelación sin Cirugía durante cinco años para monitorear la tolerancia, la evolución y la duración del procedimiento. Comprobaron la absoluta satisfacción de los pacientes con los resultados obtenidos.

Es un procedimiento breve y no requiere mayores cuidados

En el 90 por ciento de los casos los cambios producidos habían sido estables y sólo en un 10 por ciento fueron necesarias unas pocas infiltraciones para mejorar o mantener tanto la forma como la altura de la punta de la nariz, ya que debido a la memoria y a la potencia de algunos elementos cartilaginosos era necesario reforzar los "apuntalamientos" realizados.

En Buenos Aires, los pacientes de Centros B&S quedaron muy satisfechos con el procedimiento.

 
¿Existe la nariz perfecta?

Evidentemente la nariz es la unidad estética más importante de la cara: influye notoriamente en el aspecto general del rostro.

También es cierto que todos deseamos una cara linda, una nariz bonita. Pero ¿qué significa todo esto? ¿Anhelamos la  cara de Barbie? ¿Qué es la Belleza?

Podríamos convenir en que para que una cara atraiga tiene que existir cierta armonía entre la boca, los ojos y la nariz. Esa armonía es la que le da personalidad a un rostro, es lo que lo hace atractivo. Quizás sea conveniente pensar por este lado: personalidad, armonía, atracción, que no siempre implican una nariz “prefabricada”. Que lo digan sino Sofía Loren o Carolina Peleretti.

Claro que no siempre existe ese equilibrio y es entonces cuando el espejo nos devuelve una imagen con la que nos sentimos incómodas, insatisfechas…Es entonces cuando Salamanca tiene algo que dar: cuando la Natura non presta.

Envíanos tus consultas / comentarios:

nombre y apellido*

e-mail *
consulta*
los campos marcados con * son necesarios