Guía de Transformaciones Estéticas
Misceláneas

¿Tus lolas son pequeñas? A lucirlas, entonces…

No hay dudas de que las mamas son el símbolo de la femineidad. Sin embargo una no deja de ser menos mujer cuando le ha tocado tenerlas muy chicas. ¿O no? A no desesperar, en esta nota te ofrecemos una serie de tips para lucirlas sin morir en el intento y para mantener la autoestima alta, bien alta.



Recomendaciones para verte y sentirte mejor


  • Ante todo tené en cuenta que la ropa luce mejor cuando el busto es chico.

  • Te conviene usar corpiño de media copa con relleno que da el efecto de un escote más bello y sexy. También existe el push up, que levanta tus pechos para que se vean firmes y con volumen.

  • No olvides siempre tener una buena postura, ya que con esto se logra mejorar tu figura y das la apariencia de tener más volumen del que posees
  • También es bueno usar blusas con líneas horizontales, de tela gruesa y colores vivos para que así resalte más esa área y te sientas y veas más atractiva.

  • No olvides siempre tener una buena postura, ya que con esto se logra mejorar tu figura y das la apariencia de tener más volumen del que posees. Cada vez que entres a algún lugar pensá: “acá estoy yo”.

  • Si buscás un cambio que luzca más natural y permanente, podés considerar la Cirugía Plástica de aumento mamario como opción. Hoy en día existen implantes mamarios muy naturales, técnicas quirúrgicas muy seguras y una cosa muy importante: en caso de que tengas un bebé, no interfieren en la lactancia.

  • Si optás por una cirugía hay dos cosas importantes que tenés que tener en cuenta: 1° estés totalmente informada del procedimiento que te vas a realizar y 2° acudí a un cirujano plástico experimentado en este tipo de cirugías.



Recordá que una operación no hará que tus problemas se vayan, pero sí te ayudará a reforzar tu seguridad y a sentirte más femenina.



Implantes: 4 aspectos a tener en cuenta.

Cuando hablamos de implantes siempre se hace referencia al tamaño, el ancho, la altura y la proyección de la prótesis. Conversando con el Dr. Diego Schavelzon, director de Centros B&S, obtuvimos esta información:


1. El tamaño: es el volumen total de la prótesis, aparece expresado en centímetros cúbicos. El tamaño puede oscilar entre los 125 cc. hasta los 775 cc. la más grande.


2. El ancho: se mide en centímetros y refleja el ancho del implante. Es muy amplia la variedad de anchuras disponibles, de modo que se pueden adaptar como un guante al tórax de cada una. La más estrecha mide unos 9.5 cm. y la más ancha llega a los 15.5 cm.


Hoy en día existen implantes mamarios muy naturales, técnicas quirúrgicas muy seguras. Si tenés un bebé, no interfieren en la lactancia.

3. La altura: se mide en centímetros y refleja el largo de la prótesis longitudinalmente. Cuanto más alargado sea el tórax de una mujer, más alto deberá ser el implante elegido. Existen tres alturas diferentes: baja, media y alta, sin embargo cada una de ellas incluye distintas medidas: de los 8.6 cm. las más bajas a los 13.5 cm. las más altas.


4. La proyección o el perfil: Marca lo que la prótesis sobresale del tórax cuando estás de perfil.