Guía de Transformaciones Estéticas
Misceláneas

La Ginecomastia en la antigüedad

La palabra “Ginecomastia” proviene del griego y significa “mamas femeninas”.

Es un problema que afecta a alrededor del 50 por ciento de los hombres mayores de 50 años. ¿Qué es? es sobre desarrollo de las mamas en el hombre.

Se trata con técnicas quirúrgicas. Cuando es una cuestión de exceso de grasa, se utilizan técnicas como la liposucción o la laserlipolisis. Si la causa es un exceso del tejido glandular, puede ser necesario combinar la Liposucción o la laserlipólisis con una resección glandular, ya sea durante la cirugía o en una segunda etapa.

La Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética –SECPRE- ha publicado un interesante artículo sobre los orígenes de las técnicas quirúrgicas para tratar este problema y se remonta al siglo I en la a la España mora -recordemos que los árabes estuvieron en la península alrededor de 800 años-.


Un poco de historia

La ginecomastia ha existido desde tiempos inmemoriales, y siempre hubo hombres que deseaban sacarse de encima estas mamas femeninas.

Vayamos al siglo I, más concretamente al Califato de Córdoba, a la ciudad de Madinat al-Zahra. Allí nació en el año 940 Ab? ’l Q?sim Khalaf ibn ‘Abb?s al-Zahr?w? , más conocido como Abulcasis o Albucasis, médico y científico , considerado el padre de la cirugía moderna.

La ginecomastia consiste en el sobre desarrollo de las mamas en el hombre

En el año 1000, escribió la enciclopedia médica Kitab al-Tasrif, compuesta por 30 volúmenes ilustrados, en los cuales abordaba temáticas relacionadas con la medicina, la oftalmología, la nutrición, etc. Si por algo se destacó esta obra, fue por su enorme aportación a la cirugía, convirtiéndose en un verdadero manual de referencia durante casi seis siglos después de su escritura.

Uno de los capítulos, titulado “Sobre el tratamiento de los senos masculinos cuando estos se parecen a los de la mujer" constituye una de las primeras referencias escritas sobre el método quirúrgico de reducción mamaria para el tratamiento de la ginecomastia.

“En ocasiones, en ciertos hombres, durante la época de la pubertad, sus pechos se les pueden desarrollar como los de una mujer y estos permanecen hinchados y deformes.” Tras esta introducción, Abulcasis explica e ilustra dos formas de intervenir la ginecomastia, de acuerdo a su grado de desarrollo: si es moderada, bastará con extraer la grasa subcutánea, pero, si la afectación es más grave, se requerirá, además de extraer el tejido adiposo, la retirada de la piel sobrante.


Abulcasis y la farmacología

Además de sus conocimientos médicos y quirúrgicos, Abulcasis tenía conocimientos farmacológicos.

Para el procedimiento quirúrgico de una ginecomastia grave, Abulcasis estableció por primera vez la aplicación de polvo estíptico, ya que, según la medicina islámica tradicional, rociar polvo sobre la herida quirúrgica acelera su cicatrización.

Luego de la intervención, recomendaba usar “sustancias que crecen en la carne” refiriéndose a sustancias cicatrizantes como la sangre de dragón (Calamus draco), de la cual se han demostrado actualmente sus beneficios para la curación de heridas y sus efectos antimicrobianos.

Abulcasis indicaba ciertas sustancias naturales para cicatrizar las heridas.

Veamos las sustancias que recomendaba:



Nombre común

Nombre científico

Efectos

Sangre de dragón

Calamus draco

Curación de heridas, antimicrobiano

Sarcocolla

Astrágalo fasciculifolius

Curación de heridas

Mirra

Commiphora molmol

Curación de heridas y antibacteriano

Aloe

Aloe vera

Antimicrobiano y cicatrización de heridas

Goma arábiga

Acacia arábica

Antibacteriano