Guía de Transformaciones Estéticas
Misceláneas

¿Existe la belleza ideal?

La tecnología es parte de nuestra vida cotidiana.

Las redes sociales se han popularizado y es muy común que muchos jóvenes –tanto hombres como mujeres- pasen horas buscando una selfie que los muestre bellos para colocarla en Instagram u otra red. Y no solo eso: tienen acceso a una serie de aplicaciones que les permiten, por ejemplo, adelgazar la cara, modificar el mentón o la nariz.



Esta necesidad de mostrarse “bellos” y “perfectos” está relacionada con lo que los sociólogos llaman el Canon de Belleza. ¿Qué es? es el conjunto de aquellas características que una sociedad considera convencionalmente como hermoso o atractivo, sea en una persona u objeto. Es históricamente variable y no es común a las diferentes culturas. Esta belleza del atractivo personal es lo que ha atraído el interés de múltiples pensadores a lo largo de toda la historia. Es decir, que lo que es un cuerpo bello en cierta época no lo es en otra; es hermoso en cierta cultura pero no en otra. Como ejemplo

No existe la belleza plena, cada persona es única y hay que respetar la armonía y las características de cada uno
comparemos a Las Tres Gracias del artista Pedro Pablo Rubens del siglo XVII con las actuales Angelina Jolie o Scarlett Johansson: nada que ver.

Es así como aparecen en los consultorios de los cirujanos plásticos las demandas de tener los labios de la Jolie o la figura de Johansson.


La opinión de los especialistas

Desde la Sociedad Brasileña de Cirugía Plástica advierten sobre la importancia de tener expectativas realistas en cuanto la que puede hacer la Cirugía Plástica en cada persona. No todas las mujeres pueden tener el cuerpo de Angelina Jolie, esa es la verdad. ¿Por qué? ´porque cada persona tiene sus particularidades, lo que se ve bien para alguien puede no serlo para otro. La belleza no es algo lineal y único.

Con responsabilidad, dicen que el estándar de belleza se convierte en un requisito indispensable, creando la idea de que debemos adaptarnos para ser aceptados.

En Centros B&S coinciden: no existe la belleza plena, cada persona es única y hay que respetar la armonía y las características de cada uno. Todas las mujeres son inigualables.

No hay perfección ¿Acaso quién puede decir que Madonna no es hermosa con sus rasgos no del todo perfectos?

“Por eso, cuando una paciente nos dice que quiere que su cuerpo se parezca al de alguna actriz de moda debemos decirle qué podemos hacer en realidad, de la mejor manera posible debemos transmitirle expectativas realista”, concluyen.

Más claro, echale agua.