Guía de Transformaciones Estéticas
Misceláneas

Cirugías low cost, un riesgo

La tentación es grande. Entrar a Google y encontrar ofertas de cirugías plásticas a precios irrisorios en otros países como Túnez, o más cercanos: Bolivia, Paraguay. … ¡hacia allí vamos!

Pero ¿Es realmente seguro y conveniente viajar para hacerse una lipo o un lifting baratos? Es un tema muy delicado, por eso Guía de Transformaciones Estéticas conversó con los especialistas de Centros B&S.

Ante todo, advierte el Dr Guillermo Blugerman, no se trata de subestimar a los profesionales de esos países, sino de alertar sobre esos sospechosos low costs. En el caso de tomar esta opción conviene chequear con las instituciones médicas representativas locales.

Pero ojo: estas cirugías baratas también se ofrecen en Argentina. No es una cuestión de nacionalidades sino de ética profesional que solo contempla el “negocio” de la Cirugía Estética.

Convengamos que estos precios no se pueden justificar e implican muchas veces una disminución de la calidad y de la seguridad del paciente, y eso es lo cuestionable. Muchas veces esos precios tan bajos son producto de la baja calidad de los trabajos y la deficiencia en las rutinas pre y post operatorias que redundan en cuadros graves de complicaciones, cicatrices en lugares inadecuados del cuerpo y resultados diferentes de lo idealizado.

Estos precios no se pueden justificar e implican muchas veces una disminución de la calidad y de la seguridad del paciente

Este tipo de cirugías cuentan, por lo general con personal poco formado, que acaba de especializarse y carece de la suficiente experiencia.

Otra cuestión importante es el uso de materiales de buena calidad.

Además, es fundamental el lugar donde se lleva a cabo la operación: debe ser un quirófano rigurosamente higiénico, con un sistemático control de calidad microbiológica. El control del área quirúrgica y del personal permite descubrir potenciales reservorios de microorganismos a fin de prevenir complicaciones infecciosas de las cirugías.

La Cirugía Plástica es una práctica muy delicada, explica el Dr Diego Schavelzon, existen muchos factores que pueden comprometer y perjudicar, o potencializar una complicación. Muchas veces, una leve infección o un pequeño borde de necrosis en una mama, por ejemplo, si no es tratada llevará a una secuela irreparable.


Los tiempos

Estos “paquetes” de viajes para operarse habitualmente incluyen una semana de estadía después de la intervención.

Con estos plazos, señala Schavelzon, se están forzando tiempos porque no se pueden quitar todos los puntos a los siete días. Dependiendo de la herida hay que dejar a lo mejor parte de los puntos para los diez o doce días, y luego hacer un seguimiento”. Diez días es el tiempo que los especialistas recomiendan, como mínimo, para recuperarse de la cirugía en reposo.

Es fundamental el lugar donde se lleva a cabo la operación: debe ser un quirófano rigurosamente higiénico, con un sistemático control de calidad microbiológica

Como consecuencia, algunas pacientes operadas del pecho se les abra la herida durante el viaje en avión porque ésta no llega a cicatrizar.

En aumentos de mama se han visto casos de mala posición de prótesis, o rotas. Incluso existe un mercado de prótesis de segunda mano: las quitan, lavan, esterilizan y las venden otra vez. Son prótesis ya usadas que están desgastadas. Así se puede justificar que se cobren unos precios tan bajos.

Pero, a ver si nos entendemos: no es el propósito de esta nota asustarte. De lo que se trata es de evitar malos momentos, incluso desgracias y que tu transformación tenga un final feliz.

DESTACADOS