Guía de Transformaciones Estéticas
Misceláneas

Sugerencias para una 1° entrevista con el cirujano plástico

Si estás pensando en acudir a un médico especializado en Medicina y Cirugía Estética es importante que lo hagas con algún criterio, que tengas claro qué preguntar, qué decir, a qué cosas prestarle atención, no abordar la entrevista de una manera ingenua sino adulta.

En síntesis, que sepas cómo informarte para que ese cambio que deseás llegue a buen puerto. Por eso la Sociedad Española de Medicina Estética ha desarrollado una serie de recomendaciones para acercarse a la Medicina Estética de la manera más y segura posible.

Veamos las sugerencias.

Edúcate a vos misma. No alcanza con leer alguna nota periodística, de televisión o de Internet. Es necesario comprobar y ver los certificados oficiales que indiquen que estás ante un especialista formado en el tema.




Pedí todas las explicaciones. El médico especialista te revisará y te hará un diagnóstico completo antes de referirse a algún tratamiento en particular. Tiene que explicarte bien todo el procedimiento, las limitaciones y las posibles complicaciones que podría haber. Consultá con el médico lo concerniente al Consentimiento Informado.




Pedile al médico que te ayude a sacar el mejor partido a tus rasgos

La mejor curación es la prevención. Si consultás con un especialista cómo serás dentro de 10 años, él te indicará la mejor forma de iniciar hábitos de vida saludables para sacar mejor partido a los tratamientos actuales y que el paso del tiempo sea lo menos nocivo posible para tu salud y tu imagen.




Evaluá las alternativas. Pensar en los posibles tipos de intervención y, en caso de dudas, lo mejor es optar por la solución menos invasiva. Es cierto que las técnicas suaves tienen resultados suaves, pero también leves complicaciones. Y siempre podés elegir una opción más fuerte o invasiva cuando lo tengas claro.




Decile no a la belleza "rápida e inmediata". Conviene no ser ingenua con quien promete demasiado. Ojo con los “milagros” de los magos. Es importante confiar en el consejo del profesional experto aunque diga cosas que no querés oír.




Conviene no ser ingenua con quien promete demasiado. Ojo con los “milagros”

No des por sentado el resultado. Una consulta con un especialista en Medicina o Cirugía Estética no es un paseo o algo inocuo. Implica un tratamiento médico, por lo tanto es necesario pensar y reflexionar, como lo harías ante cualquier otro profesional médico.




Explicale al médico qué querés lograr con su interevención. Hacélo con claridad, sin vergüenza. Aseguráte de que lo haya entendido. Indagá en qué puede hacer por vos, si puede responder a tus expectativas y a través de qué medios.




No apuntes a modelos inalcanzables. Hay que ser realista. Las actrices o modelos famosos muchas veces no son “reales” ya que existen muchos trucos en los medios audiovisuales que son Photoshop. Pedile al médico que te ayude a sacar el mejor partido a tus rasgos.






Como ves, son recomendaciones que te ayudan a encarar tu transformación de manera adulta y racional a fin de lograr la imagen que tanto deseas. ¡Suerte!