Guía de Transformaciones Estéticas
Misceláneas

Cirugía Plástica y Bullying

No es un problema nuevo, para nada. Burlarse, molestar, agredir a algún chico por su apariencia física lamentablemente es algo que existe desde que el mundo es mundo.

Estamos hablando del acoso, la intimidación, el bullying –en inglés- escolar. Porque las orejas son grandes, salidas, porque la nariz es fea, porque es gordo… siempre hay una razón para hostigar a alguien. Y en la infancia es exponencialmente peor. Para tratar este problema están trabajando maestros, psicólogos, padres, autoridades educativas.


Una opción quirúrgica

Y la Cirugía Plástica tiene algo para aportar, si bien no resuelve el conflicto de fondo. Intervenciones quirúrgicas como la rinoplastia –operación de nariz-o la otoplastia –de orejas- pueden dar alivio. La primera puede realizarse a partir de los 14 ó 16 años, cuando la nariz ya se ha desarrollado; la de orejas a partir de los 5 años. También pueden realizarse cirugías reconstructivas en niños y adolescentes con malformaciones congénitas, labio leporino y paladar hendido, secuelas de quemaduras, ablaciones oncológicas y traumatismos.

Intervenciones quirúrgicas como la rinoplastia –operación de nariz-o la otoplastia –de orejas- pueden dar alivio
Es una cuestión delicada, es cierto. Requiere, entre otras cosas, no solo el consentimiento de los padres sino –y principalmente- el de los niños. Todos los profesionales coinciden en que si no hay un deseo fuerte de parte del paciente no conviene acudir al bisturí.


Una cuestión de solidaridad

Se sabe que la Cirugía Plástica es costosa, no es de fácil acceso a mucha gente. Ni en Argentina ni en ningún lado. Por esta razón tomó estado público el caso de Samantha Shaw, una niña de 7 años que concurría a una escuela de Dakota del Sur, EE.UU, que era agredida con burlas y violencia verbal por sus compañeros debido a sus orejas salientes y malformadas. Su familia-que no podía afrontar el costo de una operación- se contactó con la Fundación Little Baby Face, con sede en Nueva York, una organización benéfica que, entre otras actividades, ofrece Cirugía Plástica gratuita a niños que tienen defectos de nacimiento. Little Baby Face accedió a hacerse cargo de la otoplastia que le practicó el Dr Steven Pearlman. En Argentina, en junio de 2018 se llevó a cabo la segunda campaña del año de Caritas Felices que se realiza en el hospital Cutral Co–Plaza Huincul, donde se practican en forma gratuita 60 cirugías reparadoras a pacientes neuquinos. En agosto de 2017 se realizaron 40 cirugías reparadoras y reconstructivas en el Hospital Ramón Carrillo en San Martín de los Andes. El programa está destinado a niños, adolescentes y adultos que carecen de recursos y que presentan, entre otras problemáticas, secuelas de quemaduras, paladar hendido, traumatismos por accidentes, malformaciones congénitas, labios leporinos, ablaciones oncológicas y fisuras palatinas. Para estas patologías un equipo conformado por profesionales de diferentes puntos del país y de la provincia trabaja con el fin de mejorar la calidad de vida de estos pacientes, realizando las cirugías reconstructivas.

Si bien no es posible perseguir a los acosadores, mediante una operación se fortalece la autoestima
Caritas Felices, que comenzó a implementarse en 2003 como un programa docente asistencial, desarrolla en forma conjunta entre el Gobierno de la provincia del Neuquén –representado por el ministerio de Salud–, la Fundación Marko y el Club de Leones. Desde sus comienzos, ya ha superado las 3.000 cirugías reconstructivas con un promedio de 50 pacientes intervenidos en cada una de las campañas.


Opinan los especialistas

Sin dudas es un tema polémico. Laura Szichman, psicoanalista, asegura que más importante que operar a un niño que sufre acoso es darle las defensas para que en el futuro no se sienta intimidado. Sin embargo el director de la Fundación que financió la operación de Samantha considera que, si bien no es posible perseguir a los acosadores, mediante una operación se fortalece la autoestima y es posible dar fuerza y ánimo a estos niños.

El Dr Pearlman, cirujano plástico facial de Nueva York, director de la División de Cirugía Plástica Facial en San Lucas-Roosevelt Hospital que operó a la niña, señala: “Si algo se puede cambiar físicamente para evitar el bullying,¿ por qué no hacerlo? Se puede comparar a la ortodoncia. ¿Por qué realinear los dientes se considera diferente de las orejas prominentes o una nariz de gancho? Si usted tiene una operación segura con una baja tasa de complicaciones y la gran mayoría de los pacientes están contentos con los resultados, ¿por qué no hacerlo?” Desde Centros B&S –en Buenos Aires- , el Dr Guillermo Blugerman comparte la opinión del Dr Pearlman y agrega que muchos padres de niños pequeños, de 4 a 5 años consultan para evitar que sus hijos, a futuro, sean víctimas de burlas entre sus compañeros por sus orejas demasiado salidas o prominentes. Coincide, además, en la importancia de que el niño esté de acuerdo en realizarse la operación. La otoplastia, comenta, es una intervención que en Argentina se viene realizando desde hace cien años. Por otra parte, señala, hay que estar atentos con las adolescentes que tienen pechos demasiado grandes. Esto les provoca complejos impidiéndoles usar ropa de verano o trajes de baño. Es un problema que puede solucionarse con una intervención de reducción mamaria.