Guía de Transformaciones Estéticas
Misceláneas

Operarse en verano ¿sí o no?

Suele escucharse que el verano no es el mejor momento para hacerse una Cirugía Estética por el calor, por el sol, porque el sudor afecta a las heridas… ¿será tan así o hay mucho de mito?

Aun así, la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética reporta que durante los meses de junio, julio y agosto (verano europeo) crecieron considerablemente las consultas a los cirujanos plásticos. Entonces, ¿cómo es? durante el periodo estival ¿operarse o no?


Lo mejor: estar informada

Para aclarar el panorama Guía de Transformaciones Estéticas conversó con el Dr. Diego Schavelzon, director de Centros B&S. Veamos:

GDETE: ¿Cuáles son las ventajas de operarse durante el verano?

DR. DIEGO SCHAVELZON: En principio el ritmo de vida es más tranquilo: suele haber menos trabajo, es posible aprovechar las vacaciones para ocuparse de uno, hay menos gente en la ciudad de modo que es posible pasar más inadvertido sin tener que dar explicaciones. Uno está más predispuesto al relax y a estar distendido durante la recuperación. El verano permite estar más relajado y evitar agobiarse por situaciones externas.

Las operaciones de mamas, de nariz y de párpados son las más llevaderas
Por otra parte, la ropa de verano es más liviana. Esto ayuda a que la recuperación sea más llevadera. La zona operada estará más aireada y la ropa roza menos, por lo que uno está más cómodo.

GDETE: ¿Y cuáles serían las intervenciones más recomendadas en esta época del año?

DR. DIEGO SCHAVELZON: Las operaciones de mamas, de nariz y de párpados son las más llevaderas. La recuperación de un aumento de mamas, por ejemplo, es relativamente breve, unos 10 ó 12 días. Las lipoaspiraciones no tanto porque durante el post operatorio es necesario usar una faja compresora, aunque ahora vienen más aireadas. Las abdominoplastias son más aconsejables durante el otoño. Aunque pueden realizarse si la paciente se cuida bien en un lugar fresco con aire acondicionado. Lo que sí desaconsejo es la fotodepilación. En cuanto a las cirugías faciales, se puede recurrir a las sustancias de relleno o a la toxina botulínica contra las arrugas. Es importante tener en cuenta que existen filtros solares sumamente potentes que permiten la exposición. También se realizan peelings de verano, sobre todo en las pieles más claras y seborreicas.

GDETE: ¿Qué hacer con el sol?

DR. DIEGO SCHAVELZON: Hay que evitarlo completamente durante las primeras semanas, y las siguientes es necesario usar un protector solar alto. No sólo para proteger las cicatrices, sino para evitar que las heridas se inflamen. Es recomendable tapar la zona e incluso, si ya ha cictrizado, añadir una protección de pantalla total, aunque la piel esté cubierta. Hay que tener mucho cuidado con la cara, sobre todo, los casos de liftings faciales o las intervenciones en párpados deben huir por un tiempo del sol.

GDETE: ¿Qué pasa si la piel está bronceada?

Es aconsejable tener la piel lo más seca posible para que cure lo antes posible

DR. DIEGO SCHAVELZON: Las pieles más oscuras tienden a cicatrizar de una manera más marcada y a hipertrofiarse. Pero una piel blanca aunque esté bronceada no tiene por qué, si se ha protegido del sol adecuadamente.

GDETE: ¿Es cierto que el sudor infecta las heridas?

DR. DIEGO SCHAVELZON: El sudor no las infecta, lo único que puede pasar al estar más húmeda la piel es que tarde más en cicatrizar. Es aconsejable tener la piel lo más seca posible para que cure lo antes posible.



Como ves, hay mucho de mito. ¿Te animás?