Guía de Transformaciones Estéticas
estética dental

Cuidá tus dientes durante el embarazo

Los cambios hormonales durante el periodo de gestación de un bebé, entre otras causas, pueden provocar inflamaciones. Aquí una síntesis, según los expertos de Centros B&S, de problemas, causas y soluciones y consejos para la vida cotidiana.

Durante el embarazo ocurren grandes cambios fisiológicos y hormonales que pueden afectar a la boca. Por eso, si es posible, conviene hacer una visita al odontólogo antes de quedarte embarazada, para tener la seguridad de que tu boca está en condiciones óptimas de salud.
Entre otras cosas, existe una tendencia al aumento del sangrado de las encías. Sin embargo, aunque sangren, los especialistas en general acuerdan en que no debe dejarse de lado el cepillado.

Algo que atenta contra la salud de los dientes son los clásicos “antojos” durante esta “dulce espera”: ganas de comer algo rico, muchas veces dulces. Y esto es muy probable que se traduzca en caries. Si bien se ha relacionado la pérdida de calcio con la aparición de caries, durante este período, no se ha logrado demostrar que así sea.
Durante el embarazo ocurren grandes cambios fisiológicos y hormonales que pueden afectar a la boca. Por eso conviene hacer una visita al odontólogo antes de quedarte embarazada

Hoy te presentamos un panorama general de lo que ocurre en la boca durante estos nueve meses y una serie de recomendaciones para  mantener una higiene dental óptima durante todo el período.

Alteraciones hormonales

Durante el embarazo se produce un aumento de las hormonas llamadas prolactina y estrógenos que condicionan cambios en las estructuras de todo el organismo y, entre ellas, especialmente en los tejidos de la boca.

Estos cambios hormonales favorecen la presencia de la gingivitis del embarazo, que es la inflamación local o general de las encías con la aparición en ciertos casos de agrandamientos de la encía localizados, que suelen desaparecer espontáneamente luego del parto.
Recientes estudios han mostrado que las embarazadas que padezcan periodontitis tienen más probabilidades de sufrir partos prematuros.

En algunas mujeres las encías aumentan de tamaño, se ponen rojas y pueden sangrar espontáneamente o con el cepillado de dientes. También aparece -en ocasiones- la sensación de mal aliento.
Con un correcto tratamiento de encías y una higiene bucal (control de placa bacteriana) adecuada esta situación es controlable.

Embarazo y periodontitis

La periodontitis es la inflamación de los tejidos de sostén de los dientes  con la consiguiente pérdida ósea. En todos los casos, la causa de la inflamación es la placa bacteriana.
Recientes estudios han mostrado que las embarazadas que padezcan de periodontitis, tienen más probabilidades de sufrir partos prematuros.

Ante las náuseas y los vómitos, no hay que descuidar tu higiene: se debe intentar cepillar regularmente los dientes.
Esta infección crónica de las encías produce la liberación de sustancias al torrente sanguíneo que serían las responsables de la anticipación del parto.

Las caries


Como no se ha podido establecer  una relación directa entre el embarazo y una pérdida de calcio, los especialistas de Centros B&S consideran que los responsables de la aparición de caries serían:
  • Un descuido de la higiene oral
  • Un aumento en el consumo de alimentos dulces
  • La aparición de náuseas y vómitos, fundamentalmente en el primer trimestre.

Qué pasa durante los tres primeros meses de embarazo.

  • Las náuseas y los vómitos suelen ser muy frecuentes durante este período. No por ello hay que descuidar tu higiene oral e intentar cepillarte regularmente los dientes.
  • En este trimestre hay que evitar cualquier tratamiento, salvo las emergencias.
  • Debés evitar exponerte a fuentes de radiación, como radiografías. Hay que tener en cuenta que son muchas las mujeres que están embarazadas y no lo saben, siendo esto un riesgo evitable.

Y durante el segundo trimestre de embarazo

  • Este período es el más adecuado para realizar los tratamientos odontológicos que no pueden esperar.
  • En esta etapa se manifiestan notorias inflamaciones de encía y sangrado gingival, es muy importante no descuidar el cepillado dental diario.
  • Si es imprescindible hacer radiografías. En este trimestre es posible, pero se deben tomar medidas preventivas colocando a la paciente un delantal plomado.

Durante el tercer tramo final

  • Se deberá evitar cualquier tratamiento, salvo las emergencias, debido al estado avanzado de gestación. Existe el riesgo de parto prematuro.
  • Si es imprescindible hacer radiografías, se tomarán las mismas medidas preventivas que en el período anterior.